Público
Público

Londres da 48 horas a Teherán para que retire a sus diplomáticos

Reino Unido cierra su embajada en Irán tras el asalto del martes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sin contemplaciones, si se trata de Irán. El ministro de Exteriores británico, William Hague, compareció en el Parlamento para leer una detallada descripción del violento asalto a la Embajada de Reino Unido en Teherán y acabó su alocución diciendo: 'Y ahora viene la parte del discurso que no teníamos prevista. Todos los diplomáticos iraníes en este país deberán abandonar nuestro territorio en las próximas 48 horas y cerrar la Embajada'. Irán no tiene embajador en Londres, pero sí delegación diplomática.

Mientras el jefe del Foreign Office anunciaba el cierre de la Embajada iraní en Reino Unido, los diplomáticos británicos en Teherán hacían sus maletas de regreso y echaban el cerrojo al edificio saqueado el martes por una turba de estudiantes radicales. 'Si un país nos hace imposible operar en su territorio, no puede esperar tener una Embajada funcionando aquí', añadió.

Teherán aduce que es una decisión 'precipitada' y anuncia represalias

El origen de esta disputa entre ambos estados ha sido el programa nuclear de Teherán y la posibilidad de que se convierta en una potencia atómica, así como los paquetes de sanciones que se han impuesto mutuamente en los últimos días. Irán aduce que su programa es pacífico, mientras que la Agencia Internacional para la Energía Atómica (OIEA) sostiene que los científicos iraníes han realizado pruebas 'relevantes para el desarrollo de un dispositivo [militar] nuclear'.

El Gobierno británico mantiene ahora las mínimas relaciones con Irán. Hague agradeció al Gobierno francés que llamó a consultas a su embajador en Teherán la ayuda prestada a sus diplomáticos al darles refugio tras el asalto a la Embajada y la irrupción en una residencia habitada por británicos en el norte de la capital. 'Irán ha querido aislarse con su conducta y excluirse del marco de la ley internacional', aseguró el canciller, que planteará en la próxima reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea qué hacer y qué pasos dar conjuntamente.

'Las relaciones serán las mínimas, aunque continuaremos hablando con los iraníes de su programa nuclear y de derechos humanos', afirmó Hague ante una Cámara de los Comunes medio vacía, pero unánime para acordar una condena a la embestida contra la Embajada y la aplicación de sanciones económicas. El ministro informó de que su homólogo iraní se había disculpado por el ataque y le había garantizado la seguridad del complejo diplomático y del personal de la Embajada. Sin embargo, un portavoz del Ministerio de Exteriores iraní calificó la reacción británica como 'precipitada' y aseguró que habría represalias.

España, al igual que Alemania, Italia y Francia, convoca al embajador iraní

El cierre de las dos embajadas y la salida del personal siguió al anuncio anterior de una retirada parcial del personal diplomático. El primer ministro, David Cameron, había advertido de que la irrupción en la sede británica en Teherán tendría 'consecuencias serias'. Fuera de la Embajada iraní, ubicada en el oeste de Londres, la única novedad era la presencia de cámaras de televisión y fotógrafos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores español convocó al embajador de Irán en Madrid, Morteza Saffari Natanzi. El director general para el Mediterráneo, Magreb y Oriente Próximo, Juan González Barba, recibirá el jueves al diplomático para transmitirle su malestar por los ataques a la Embajada británica, unos 'graves hechos' que han sido condenados 'con firmeza' a través de un comunicado. España se une así a Alemania, Francia e Italia, que también convocaron a los representantes iraníes en sus respectivos países en señal de protesta.

La oficina diplomática española en Teherán sigue abierta a la espera de la evaluación que hagan los responsables de Exteriores de la UE en una reunión prevista para hoy en Bruselas, a la que asistirá la ministra española, Trinidad Jiménez.