Público
Público

Londres detiene a seis personas por una "amenaza" contra el Papa

En los registros no se han encontrado "artefactos peligrosos". Benedicto XVI mantiene su visita en Reino Unido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía antiterrorista británica ha detenido en la madrugada de este viernes a cinco personas acusadas de preparar e instigar atentados terroristas y que representarían una potencial amenaza para el Papa Benedicto XVI, que se encuentra desde ayer de visita en Reino Unido. Por su parte, la policía no ha confirmado ni desmentido la veracidad de las noticias de algunos medios que han relacionado las detenciones con la visita del Papa.

Los arrestos se produjeron en torno a las 5.45 hora local en el centro de Londres, según informó la Policía Metropolitana (Scotland Yard) en un comunicado.

A mediodía, un sexto hombre fue detenido. Se trata de un sospechoso de 29 años que fue arrestado en un  un domicilio del norte de Londres en aplicación de la Ley Antiterrorista por estar presuntamente relacionado con la implicación, comisión o instigación de actos de terrorismo,

Los cinco sospechosos -de 26, 27, 19, 36, 40 y 50 años, y la mayoría de nacionalidad argelina- fueron detenidos bajo sospecha de comisión, preparación e instigación de actos terroristas, según Scotland Yard. Inmediatamente fueron trasladados a una comisaría de la capital para los interrogatorios. Los detenidos , según ha confirmado el ayuntamiento del barrio de Westminster, trabajaban como barrenderos para el distrito. De hecho, fueron arrestados en el depósito de la empresa, cerca de la estación de Paddington, en el centro de la capital, cuando se preparaban para empezar su jornada.

El portavoz policial declaró que 'las detenciones fueron en respuesta a la información recibida por la Policía. Después de una investigación inicial por parte de los detectives, se tomó la decisión de arrestar a los cinco hombres'. 

Posteriormente, la policía británica ha emprendido registros en diferentes comercios del centro de Londres y en varias viviendas de la zona Norte y Este de la ciudad. En los primeros análisis no se han hallado 'artefactos peligrosos', informa una nota recogida por The Guardian. Las autoridades tratan de establecer el alcance de la amenaza que supuestamente planeaban los sospechosos, aunque no se cree que preparasen un atentado masivo.

La Policía ha procedido a revisar los procedimientos de seguridad de la visita del Pontífice, aunque de momento la agenda y el itinerario de Benedicto XVI seguirán según lo previsto. En un comunicado la Policía británica ha reconocido que 'después de los arrestos de hoy, la organización policial para la visita papal fue revisada y estamos satisfechos con que nuestro plan actual de vigilancia siga siendo apropiado.'

El Papa llegó ayer a Escocia para una visita de cuatro días al Reino Unido, la primera de Estado de un Pontífice a este país desde que Enrique VIII rompiera con Roma en 1534. El anterior viaje de un Papa a este país fue el que hizo su predecesor, Juan Pablo II, en 1982, aunque fue una visita pastoral y no de Estado. El punto culminante del viaje tendrá lugar el domingo en Birmingham (centro de Inglaterra), donde el Pontífice beatificará al cardenal John Henry Newman, intelectual convertido desde el anglicanismo.