Publicado: 05.12.2013 09:59 |Actualizado: 05.12.2013 09:59

Londres medita subir la edad de jubilación hasta los 70 años

Según los medios británicos entraría en vigor en 2060. Osborne ya reformó las pensiones con anterioridad. Ha pedido a los ministerios que programen recortes de 1.000 millones de euros al año

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El ministro de Economía británico, George Osborne, puede anunciar este jueves una reforma de las pensiones estatales para ampliar a los 70 años la edad de jubilación a partir de 2060. Osborne comparece esta mañana ante la Cámara de los Comunes la llamada Declaración de Otoño, en la que precisará sus prioridades y previsiones de crecimiento del Reino Unido.

Entre las medidas figura la reforma de las pensiones a fin de adaptarlas al aumento de la esperanza de vida. Las pensiones estatales ya habían sido modificadas, puesto que la edad de jubilación pasará de los 65 a los 66 años en 2020 y a los 67 años en 2028, medidas que se mantienen, pero el Gobierno considera ahora ampliar aún más la edad hasta los 70 años en 2060. Los nuevos recortes supondrían, según el Gobierno británico, que el Estado gaste 500.000 millones menos.

Entre otras medidas que Osborne anunciará será la exigencia a todos los ministerios de abordar recortes por 1.000 millones de euros al año hasta 2016. Según The Guardian, los nuevos ajustes han comenzado a crear tensiones entre los diferentes departamentos. Por ejemplo, el responsable de Educación, Michael Gove, se quejó recientemente de que se le está obligando a recortar 150 millones de libras que había programado para cumplir con la promesa de que el comedor escolar de los niños de 7 y 8 años fuera gratuito.

En su intervención, Osborne detallará la estrategia económica del Gobierno de coalición -formado por conservadores y liberaldemócratas- hasta el próximo presupuesto, previsto para marzo. En declaraciones a la BBC, el primer ministro, David Cameron, dijo que el nuevo plan de ajustes muestra su "apuesta por asegurar la recuperación económica en el largo plazo". 

Entre los datos más esperados se encuentran las últimas cifras de crecimiento económico que aportará la Oficina de responsabilidad presupuestaria, creada por el Gobierno para supervisar las finanzas públicas, que se prevé confirmen que el Reino Unido se encuentra en la senda de la recuperación.