Público
Público

Londres pagará a las víctimas del 'Bloody Sunday'

Reino Unido indemnizará a los familiares de los muertos en la masacre de Derry en 1972

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio de Defensa anunció ayer que está dispuesto a pagar indemnizaciones a los familiares de las víctimas del Bloody Sunday, la represión violenta de una manifestación pacífica en Derry, Irlanda del Norte, por soldados británicos en 1972.

Catorce personas murieron tiroteadas y otras doce resultaron heridas, cinco de ellas con disparos en la espalda. En abril de 2010, el primer ministro, David Cameron, presentó los resultados de la comisión de investigación y declaró en el Parlamento que las muertes habían sido 'injustificadas e injustificables'.

Catorce personas murieron tiroteadas por el Ejército en una marcha pacífica

Aún se desconoce qué cantidades se pagarán y a quién. Algunos de los heridos o familiares de los muertos han fallecido desde entonces, y no se sabe si el dinero lo recibirán sus familiares vivos más cercanos.

La iniciativa partió de una carta enviada a Cameron por un bufete de abogados que representa a varias de las familias. Pedía saber qué medidas tomaría el Gobierno para compensar a las familias 'por la pérdida de sus seres queridos, las heridas sufridas por otros y las vergonzosas alegaciones que mancharon su buen nombre durante años'.

Un diputado unionista dice que la medida abre 'una caja de Pandora'

Una primera investigación aceptó por completo la versión falsa del Ejército, según la cual los soldados habían respondido a disparos procedentes de la manifestación.

En 1974 algunas familias recibieron una compensación mínima del Ministerio de Defensa unos pocos centenares de libras sin que hubiera ningún reconocimiento de culpa o negligencia.

Kate y Linda, hermanas de una de las víctimas, ya han dejado claro que no aceptarán dinero del Gobierno. De hecho, consideran 'repulsiva' la idea de recibir dinero en nombre de su hermano, que falleció con 19 años.

Las indemnizaciones plantean problemas jurídicos y pueden provocar muchas otras reclamaciones por parte de víctimas de otros errores de la Policía y el Ejército, además de víctimas de atentados terroristas.

El diputado unionista Gregory Campbell ha dicho a la BBC que la decisión del Gobierno 'ha abierto lo que podría ser una caja de Pandora'. Campbell quiere saber en qué situación quedarán familiares de otras víctimas que también piensan que no recibieron la compensación necesaria.

La progresiva salida de prisión de los terroristas republicanos y unionistas gracias al proceso de paz dejó sin opciones legales de justicia a muchas víctimas. Pero en el caso del atentado de Omagh, estas pudieron presentar una demanda civil contra varios miembros del IRA auténtico, un grupo disidente del IRA que se opuso con violencia al fin del conflicto del Ulster.

Familiares de las víctimas del IRA pretenden que el nuevo Gobierno libio les indemnice por el apoyo en armas y explosivos que Gadafi dio al IRA.