Público
Público

Londres La Policía halla el cuerpo del francés desaparecido en el Támesis tras el atentado de Londres

Los testimonios recogidos por la policía sugieren que Xavier Thomas, de 45 años, pudo ser golpeado por la furgoneta que los terroristas lanzaron contra los viandantes en el puente de Londres y haber caído al río

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Policías británicos cerca del puente donde tuvo lugar el último atentado en Londres. REUTERS/Neil Hall

La policía británica ha recuperado el cuerpo del francés Xavier Thomas, desaparecido tras el atentado de Londres, en el río Támesis, cerca del barrio de Limehouse, al este de la ciudad, confirmó hoy Scotland Yard.

Los testimonios recogidos por la policía sugieren que Thomas, de 45 años, pudo ser golpeado por la furgoneta que los terroristas lanzaron contra los viandantes en el puente de Londres y haber caído al río.

En un comunicado difundido hoy, la Policía Metropolitana de Londres (Met) apuntó además que pese a que "ya se ha informado a sus familiares" del hallazgo de ese cuerpo, aún no se ha procedido a llevar a cabo la "identificación formal".

Con la aparición de este nuevo cadáver, se elevarían a ocho las víctimas mortales del acto terrorista, que causó además 48 heridos, de los que 18 continúan en estado crítico. La Met apunto también en la nota que el cuerpo fue recuperado este martes a las 6.45 GMT por agentes especializados de la Unidad de la Policía Marina.

Otro de los desaparecidos tras el ataque es el ciudadano español Ignacio Echeverría, de 39 años, cuya situación todavía se desconoce a falta de datos oficiales de las autoridades británicas.

Cuando comenzó el atentado, sobre las 22.00 horas (21.00 GMT) del sábado, el francés caminaba por el puente en dirección sur junto a su novia, que resultó herida de gravedad. Tres hombres, abatidos posteriormente por agentes de la policía, arrollaron con un furgón blanco a los peatones que se encontraba en el Puente de Londres para, posteriormente, apuñalar con cuchillos de manera indiscriminada a los ciudadanos que se iban cruzando por su camino en el cercano mercado de Borough.