Público
Público

El Losantos americano contra todos

Michael Savage, locutor radiofónico ultraconservador, caldea la campaña con sus ataques a los demócratas y a Palin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Le gusta cultivar una imagen de tipo duro, con su perilla, gafas de sol y gesto altanero, pero es por sus diatribas radiofónicas por lo que se teme y conoce a quien es probablemente el norteamericano que más ha hecho por crispar la precampaña y la campaña electoral estadounidense del próximo 4 de noviembre.

Michael Savage, nombre artístico de Michael Alan Weiner, es el creador y locutor de The Savage Nation, el programa con que alrededor de ocho millones de norteamericanos amanecen cada día. Con una ideología ultraconservadora y un estilo directo y agresivo, a pocos sorprende que en el último año Savage haya dedicado a Barack Obama una ración privilegiada de sus invectivas, que desde 1994 giran alrededor de tres ejes básicos: fronteras (rechazo frontal a la inmigración ilegal), lengua (promueve que el inglés sea la única lengua del país) y cultura (criticando todo lo que no sea judeocristiano).

Los peores ataques que ha sufrido Obama hasta la fecha no han procedido de su explosivo rival en la carrera a la Casa Blanca, el republicano John McCain, ni de su feroz compañera de candidatura, Sarah Palin: ha sido Savage, desde el púlpito de su show, quien se ha atrevido a hacer acusaciones explícitas a los orígenes del senador de Illinois.

¿Un candidato musulmán?

'Tenemos derecho a saber si es un presunto musulmán agradable o alguien que aspira a enseñanzas más radicales', dijo Savage en su programa el pasado enero. Mucho antes, el controvertido locutor ya había bromeado con los intentos de Obama por 'ocultar' su segundo nombre

-Hussein- y le llamó Barack Madraza Obama, en alusión a las escuelas árabes. En junio de 2007 fue más allá, asegurando que el primer candidato negro a la presidencia en la historia de los Estados Unidos había sido 'adoctrinado en una escuela islámica radical de Indonesia' en una de las numerosas mentiras que los grupos ultras han hecho circular.

Para acabar con estas acusaciones, Obama explicó que el colegio al que asistió en Yakarta durante su infancia era un centro público, laico y abierto a todas las creencias. Además, Obama ha hablado en público de su pertenencia a la cristiana iglesia congregacional.

Savage no se rindió, y se refiere a 'Barack Hussein Obama, de padre musulmán y abuelo musulmán'.

Pero la cruzada contra el candidato demócrata por motivos religiosos no paró ahí: Savage y los medios más conservadores del imperio de Rupert Murdoch hicieron hincapié en la relación entre Obama y el reverendo Jeremiah Wright, a quien denominan 'el pastor de Obama'. La página web de Savage tiene los enlaces de los sermones de Wright -por los que Obama terminó cortando toda relación con el sacerdote-, como su célebre alegato contra los blancos norteamericanos: 'No, no, no, Dios maldiga a América, eso está en la Biblia para quien mata a inocentes', dijo Wright, que aseguró que EEUU trata a los afroamericanos 'como si fueran seres infrahumanos'. Wright también aseguró que 'Jesús fue un pobre hombre negro controlado en un país de ricos blancos' antes de que Obama se apresurara a marcar distancias.

Sin duda, una de las críticas más surrealistas que Savage ha dedicado a Obama hacía referencia al hecho de que sus padres se separaran cuando apenas tenía dos años de edad, por lo que, según el periodista, el senador tiene 'complejo de Edipo' que le llevaría a 'competir con su padre por el afecto materno'.

'El mayor error de McCain'

Pero Savage, que hace de su propia independencia una bandera, también ha chocado con el candidato republicano, John McCain. Sus críticas más duras llegaron cuando se hizo público que Sarah Palin completaría la candidatura conservadora.

'¿Está acabado McCain? Nunca vi un error más grande en mi vida. El más grande que ha cometido McCain, y ha cometido muchos. Esta mujer desconocida... Hasta Lieberman habría sido una mejor elección. Debería elegir a alguien capaz de conducir un Ejército, no a alguien que conduce trineos de perros', atronó con su estilo de predicador.

También dijo de Palin que era una 'inexperta doña Nadie' y que lo mejor que podría hacer era 'dedicarse a cuidar a su hijo'. 'Los republicanos pueden pensar que los medios están en su contra. Los republicanos pueden fingir que los malvados machistas misóginos están contra Palin. Pero la verdad es que McCain ha tomado una decisión fatal', añadió.

Ni siquiera cuando Palin reactivó el optimismo de los republicanos tras la convención, Savage rebajó su tono y siguió dudando de su capacidad militar y de su habilidad para frenar la amenaza 'islamofascista'.

Pero todo lo anterior es un mero juego de niños para Savage. Su polémica más conocida ocurrió el 7 de julio de 2003, en el cuarto mes de emisión de su programa televisivo en la MSNBC. Savage recibió una llamada en directo de un telespectador que se rió de sus dientes. El periodista, que para entonces ya mantenía una encarnizada polémica con los colectivos de homosexuales, le preguntó si era 'un sodomita', a lo que el espontáneo respondió que sí.

Lo que ocurrió entonces se recuerda como uno de los episodios más bochornosos de la televisión norteamericana. 'Ah, eres uno de esos sodomitas. Deberías coger el sida y morir, cerdo'. La iracunda parrafada de Savage se prolongó y le valió un despido fulminante, pese a que al día siguiente alegó que no sabía que estaba en directo.

Savage se refugió entonces en su programa de radio, que se emite en 400 emisoras y es el tercero más escuchado de todo el país, y en fustigar a los 'liberales' -que en Estados Unidos son los progresistas- a través de libros como The enemy within, en que carga contra todo aquel que cuestiona a 'Dios, el país, la familia y el Ejército'.

Paralelismos con Losantos

Su lema, 'El progresismo es un transtorno mental', le define. Sus víctimas más habituales son los inmigrantes y los defensores de los derechos de inmigrantes u homosexuales. Se da la circunstancia de que Michael Savage comparte con el locutor estrella de la cadena Cope, Federico Jiménez Losantos, algo más que su agresividad. Ambos figuran en listas de personalidades que dudan sobre el calentamiento global, ambos militaron durante su juventud en partidos de adscripción ideológica muy distinta a la que defienden ahora y ambos han promovido la supremacía de una única lengua en su país y han sido derrotados diversas veces por los tribunales.

Y curiosamente, a ambos les temen los principales políticos de sus países, se llamen Obama, Rajoy, Zapatero o McCain.