Público
Público

"Las madres somalís se han convertido en esqueletos andantes"

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) hace una petición urgente para captar nuevos fondos par el país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las madres somalís que han llegado a Etiopía escapando del hambre provocado por la sequía de su país y otros del llamado Cuerno de África se han convertido en 'esqueletos humanos' que no saben a qué hijo salvar de la muerte, dijo hoy el alto comisionado de la ONU Antonio Guterres.

'He visto con mis propios ojos el profundo sufrimiento del pueblo somalí que busca seguridad y alimentos. Niños refugiados que mueren y sus madres, que se han convertido en esqueletos andantes y están ante la disyuntiva de qué hijo salvar', indicó Guterres, alto comisionado de la ONU para los Refugiados, tras visitar el sureste de Etiopía, en la frontera con Somalia.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) hizo esta noche una petición urgente para captar nuevos fondos que le permitan responder a las necesidades 'de supervivencia' de los somalís que lleguen hasta fin de año a Etiopía, Kenia y Yibuti debido a la sequía.

Según el ACNUR, una cuarta parte de la población de Somalia, que cuenta con 7,5 millones de habitantes, está desplazada o vive fuera del país en condición de refugiada.

Sólo en la primera mitad de este año, 135.000 somalís abandonaron su país por la sequía, pero también por el conflicto armado que perdura desde hace años.

Sin embargo, ese flujo humano aumentó de una manera sin precedentes en junio, cuando 55.000 personas huyeron de Somalia, el doble que el mes anterior. 'El flujo aumenta sin parar y las tasas de malnutrición de los que están llegando se encuentran entre las más altas desde hace décadas', señaló el organismo.

Agregó que esta situación ha superado la capacidad de respuesta de las autoridades etíopes y kenianas, así como la suya para controlar, registrar y ofrecer un lugar de cobijo a los refugiados.