Publicado: 07.04.2014 14:09 |Actualizado: 07.04.2014 14:09

Las "madres de Srebrenica" demandan a Holanda por no impedir la matanza de julio de 1995

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fundación Madres de Srebrenica, que reúne a viudas y madres de la matanza ocurrida en esa localidad bosnia en 1995, presentaron hoy una demanda ante un tribunal de La Haya contra el Estado holandés por su presunta responsabilidad en el genocidio de unos 7.000 musulmanes ocurrido en ese lugar.

El tribunal indicó que va a analizar la demanda y que para ello, ha convocado a las partes, según informó la cadena de televisión NOS.

La fundación, que representa a unos 6.000 familiares de los fallecidos en el entonces enclave de Srebrenica, mantiene que el Estado holandés no supo defender a los musulmanes.

En 1995, en pleno conflicto entre las repúblicas de la antigua Yugoslavia (1992-1995), Srebrenica estaba protegida por cascos azules holandeses, que estaban desplazados a ese enclave bajo el paraguas de Naciones Unidas (ONU).

Las tropas del general serbobosnio Ratko Mladic, que en la actualidad está siendo juzgado por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), con sede en La Haya, entraron en julio de 1995 en el enclave de la ONU.

Tras separar a las mujeres de los varones, condujeron a éstos, entre los que se encontraban niños y ancianos, a un viaje sin retorno que se ha convertido en la mayor masacre europea desde la Segunda Guerra Mundial.

Las "madres de Srebrenica" ya iniciaron en 2007 otro largo proceso judicial, en esa ocasión contra la ONU, que finalizó en favor de la organización internacional.

El Tribunal Supremo holandés confirmó en abril de 2012 la inmunidad de la ONU en la matanza, una sentencia que fue un año más tarde confirmada por Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Las demandantes esperan ahora que la justicia holandesa les de la razón en este nuevo proceso, amparadas en una sentencia del Tribunal Supremo en septiembre de 2013.

En ese fallo, el alto tribunal holandés reconoció la responsabilidad del Estado neerlandés en la masacre y se espera que las autoridades holandesas decidan la próxima semana sobre la cuantía de la indemnización que les corresponde a esas familias.

Esa demanda fue interpuesta por el traductor de la ONU Hasan Nuhanovic, que perdió a su hermano y a su padre en Srebrenica, y por los familiares del electricista Rizo Mustafic, que era un empleado regular en la base.

Nuhanovic y familiares de Mustafic han abierto paralelamente en el juzgado de la ciudad de Arhem (este de Holanda), que también se inculpe al comandante holandés Thom Karremans y a su mano derecha Rob Franken, que estaban al mando del batallón de cascos azules en Srebrenica en 1995.

El ministerio Fiscal rechazó en marzo de 2013 abrir procesos judiciales contra los dos militares holandeses.