Publicado: 22.04.2015 10:16 |Actualizado: 22.04.2015 18:41

Maduro critica de nuevo al Gobierno y España vuelve a llamar al embajador

El presidente de Venezuela acusa a Rajoy de estar detrás de "una conjura internacional" para derrocar su Gobierno y denuncia que España "apoya al terrorismo" en el país

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. - REUTERS

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. - REUTERS

MADRID.- El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, ha anunciado este miércoles que el Gobierno ha llamado a consultas al embajador español en Venezuela después de que el presidente del país, Nicolás Maduro, acusara al Ejecutivo español de "apoyar al terrorismo" en el país, así como de formar parte de una "conjura internacional" para derrocarlo.

"Desde España se financia y se apoya logística, política y diplomáticamente, se utiliza todo el poder del Gobierno español para apoyar la conspiración y tratar de derrocar el Gobierno (...) de Venezuela", dijo el gobernante en su programa semanal En contacto con Maduro desde el oriental estado Anzoátegui.



Agregó que desde España "se apoya al terrorismo en Venezuela", así como "a los terroristas" en el país caribeño.

Margallo ha remarcado que España siempre se ha movido en el marco de la legalidad internacional, la cortesía y la institucionalidad y ha recordado que el último Consejo de Exteriores habló de América Latina con un apartado especial para Venezuela.

En este sentido ha recordado que allí se puso de manifiesto la extraordinaria preocupación por Venezuela, donde hay 500.000 ciudadanos de origen europeo y donde el 45 por cieno de las inversiones extranjeras son europeas.

 

Las relaciones entre España y Venezuela se han tensado en las últimas semanas

"Los calificativos que utilizan las autoridades son absolutamente intolerables y teniendo en cuenta el grado de irritación verbal de Maduro he decidido convocar a consultas al embajador en Caracas", ha asegurado García-Margallo.

El ministro ha denunciado la "escalada verbal" en Venezuela que aumenta, ha dicho, "a medida que aumentan las dificultades por las que atraviesa el pueblo" de este país y ha añadido que "ésta ha afectado al propio Congreso, al Gobierno y ahora a Felipe González".

Las relaciones entre España y Venezuela, tensas desde hace semanas, vivieron su último capítulo el 14 de abril cuando el Congreso de los Diputados español aprobó una resolución a favor de la liberación "inmediata" del opositor venezolano Leopoldo López, del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y de otros políticos.

Al día siguiente, la Cancillería de Venezuela difundió un comunicado en el que acusó al Gobierno español de estar "a favor de quienes atentan contra la democracia" venezolana y que estas acciones impedían un "mínimo de entendimiento".

 

Leopoldo López y Antonio Ledezma, considerados por la oposición como "presos políticos", están encarcelados, el primero por delitos vinculados a las protestas antigubernamentales de febrero de 2014 y el segundo por conspiración y asociación para delinquir.

Maduro dijo este martes que el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, está "detrás de una conjura internacional para derrocar el Gobierno" que encabeza, y descargó de responsabilidades al "pueblo español". "Está detrás de las intentonas de golpe de Estado contra el Gobierno legítimo que presido, (...) no tiene culpa España, noble pueblo español, que quiere y admira Venezuela y nosotros queremos y simpatizamos al pueblo español", sostuvo.

Aseguró que frente a esta "agresión" tiene lista "una respuesta muy contundente" y que ha hablado al respecto con "algunos dirigentes" de América Latina y Europa que no precisó.

"Ante la agresión de Rajoy yo he preparado una respuesta muy contundente, pero quiero tomarla en el momento preciso, porque es una respuesta de justicia", sostuvo.

El gobernante venezolano pidió al Ejecutivo español que rectifique. "Le digo a usted señor Rajoy, rectifique a tiempo, es el mensaje que envío a España, que el Gobierno de España rectifique a tiempo, si no la respuesta de nuestro Gobierno venezolano (...) será de un millón de (Simón) Bolívar", advirtió