Publicado:  09.10.2013 09:48 | Actualizado:  09.10.2013 09:48

Maduro pide aprobar una Ley Habilitante para combatir la corrupción y la "guerra económica"

Esta medida, que ha de ser aprobada por tres quintas partes del parlamento, otorgaría al mandatario venezolano la capacidad de emitir decretos durante el plazo de un año. Capriles llama a la insubordinación de la Policía con

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente venezolano Nicolás Maduro se dirigió este martes a la Asamblea Nacional para pedir a los diputados la aprobación de la Ley Habilitante, un recurso jurídico avalado por la Constitución y que faculta al Presidente para dictar decretos con rango de ley, de la misma forma que los aprueban la mayoría de ejecutivos europeos

El objetivo de esta medida es ahondar en la campaña contra la corrupción que está librando Maduro desde que llegó al poder, tanto la que anida en el chavismo como la que practican los partidos opositores, habiendo sido imputados ya un gran número de funcionarios del Gobierno y dirigentes opositores. "He venido hoy aquí a pedir poderes habilitantes para profundizar, acelerar y dar la batalla a fondo por una nueva ética política, una nueva vida republicana y por una buena sociedad", expresó el mandatario en la Asamblea, porque "si la corrupción sigue perpetuándose no habrá socialismo".

El pedido de Maduro será debatido la próxima semana. Para ser aprobado necesita el voto de al menos las tres quintas partes de los 165 diputados. Y, si finalmente se acepta, la Ley estará en vigor durante un año, en el que el Presidente tendrá la capacidad de emitir decretos con rango de Ley. Desde que Hugo Chávez llegó al poder y se inició el ciclo bolivariano se han solicitado cuatro leyes Habilitantes. La primera fue solicitada en 1999 y duró seis meses. La segunda ocurrió en el 2000 por el entonces presidente Hugo Chávez por período un año. Posteriormente, en el 2007 se otorgó otra por 18 meses, y la última entre 2010 y 2012, Chávez pidió otra por 18 meses.

El Presidente asegura que con estos poderes perseguirá el boicot de los grandes empresarios

Además de la corrupción, el objetivo que persigue Maduro con estos poderes especiales es combatir lo que denominan la "guerra económica", el boicot que practican los grandes empresarios que, aliados con la derecha, provoca el desabastecimiento de productos básicos en los mercados y, así, aumenta el descontento contra el Gobierno. De esta forma, el mandatario señaló que con los poderes habilitantes podrá emprender durante este 2013 y 2014 "grandes tareas para combatir este delito, adecentar al país y hacer que la revolución económica productiva sustente la felicidad del pueblo".

Maduro responsabilizó de esta "guerra" a los grupos de "sectores privilegiados" y "cofradías financieras" que buscan "volver al pasado", según recoge EFE. Sin embargo, también cargó directamente contra la corrupción en el interior del chavismo, reconociendo el surgimiento de "nuevo sector privilegiado, una nueva élite económica" adscrita al chavismo, y que presentó como una "desviación" de la revolución bolivariana, prometiendo mano dura contra los corruptos, sean del color que sean: "Es necesario rescatar el látigo de Chávez para castigar la corrupción y la ineficiencia, reduciendo la impunidad hasta derrotarla y desaparecerla". 

"La patria de Simón Bolívar y Hugo Chávez no es una cueva de ladrones; por eso, recordando la fecha de hace 200 años debemos desplegar una verdadera campaña admirable contra la corrupción, en ofensiva permanente contra los corruptos y sus políticos", sentenció el mandatario, según recoge la agencia venezolana AVN. "Nuestra historia política por consumar el ideal de la democracia, bien podemos comprenderla como un prolongado, sostenido y criminal atraco por parte de las clases dominantes a la nación, a sus riquezas y, sobre todo, a su pueblo", agregó Maduro, quien señaló que, con el pasar de las décadas, la corrupción se convirtió "en una suerte de institución paralela legitimada".

Por su parte, el líder opositor Henrique Capriles ha hecho un llamamiento a no reconocer la Ley Habilitante si esta fuera aprobada, siguiendo así con la línea de no reconocimiento del Gobierno que tomó cuando no reconoció los resultados electorales de los últimos comicios del 14 de abril. Y, además, ha hecho un llamamiento a las fuerzas de seguridad para que no se dejen "arrastrar" por la "estrategia" del Gobierno después de la aprobación de una subida salarial para este colectivo, apostando de esta forma por la insubordinación de los agentes.

El gobernador de Miranda ha asegurado que ningún diputado de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) votará a favor de que el mandatario se otorgue poderes especiales. "Puedo decir a toda Venezuela que todos los diputados de la Unidad -los que están comprometidos con el progreso- piensan que no hay ninguna razón para darle poderes especiales a este Gobierno", ha asegurado.

PUBLICIDAD

Comentarios