Publicado: 19.12.2013 09:30 |Actualizado: 19.12.2013 09:30

Maduro tiende la mano a la oposición venezolana

El presidente se reúne con alcaldes y gobernadores de la derecha para proponerles llegar a acuerdos "desde el respeto" y trabajar juntos  en áreas como economía, vivienda o seguridad.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aunque la tónica general de las relaciones entre el Gobierno venezolano y la oposición haya sido el conflicto, que ha incluído un intento de golpe de Estado, un paro petrolero y el sabotaje de la economía por parte de la derecha, Nicolás Maduro y distintos líderes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) han puesto de manifiesto ahora su voluntad de llegar a acuerdos y marcar líneas de colaboración en beneficio del país. Asi, este miércoles, el presidente se reunió con gobernadores y alcaldes de la oposición, elegidos en las elecciones municipales del 8 de diciembre, para presentarles una propuesta de trabajo conjunto en las áreas de economía, vivienda, seguridad, salud, agua, comunas y servicios.

"Los respeto a cada uno de ustedes en su posición política. Diferencias hemos tenido, coincidencias también. Y nos respetamos con las diferencias", ha señalado el Nicolás Maduro en la reunión, con la notoria ausencia del líder de la MUD, Henrique Capriles. "Yo no vengo aquí a bajar banderas ni a pedir que nadie las baje, solamente pido que las canalicemos como las canalizamos el 8 de diciembre en democracia, en paz", agregó.

Maduro resaltó que durante la Revolución Bolivariana se ha garantizado y fortalecido la democracia en el país, tras manifestar su convicción de que más allá de las diferencias políticas, se puede generar un proyecto de paz. "Sería una gran revolución humana en Venezuela si logramos elevar lo niveles de respeto y tolerancia entre las partes en disputa", enfatizó, según recoge la Agencia Venezolana de Noticias

Maduro: "Los respeto en su posición política. Diferencias hemos tenido, coincidencias también"

Sin embargo, en este aparente clima de cordialidad, ha querido recordar que la oposición "ha hecho daño en el pasado tomando caminos distintos a la democracia". En este punto, el jefe del Estado ha asegurado que si le respetan, él respetará de la misma forma y ha agregado que el Gobierno no ha dudado "ni un sólo segundo" en reconocer cada uno de sus triunfos en las elecciones municipales del pasado 8 de diciembre.

Maduro propuso a los alcaldes y gobernadores opositores a tomar como método de planificación los siete temas que desarrolla el Gobierno de Calle y engloban economía, vivienda, seguridad, salud, agua y comunas, bajo un plan de largo, mediano y corto plazo. "Son siete puntos para concentrarnos a trabajar, ojala pudiéramos hacer coincidir estas políticas para generar acciones" enfatizó.  

Reconoció que existen diferencias con la derecha con respecto al tema de las comunas, sin embargo, señaló que este es el modelo social que tiene capacidad para aportar democracia participativa al pueblo. "La comuna es la organización social del pueblo para ejercer la democracia. No existe democracia sin pueblo", dijo Maduro. "Aunque tengamos visiones diferentes, ustedes (alcaldes y gobernadores de oposición) tienen muchas posibilidades de hacer obras para la comunidad", manifestó. También precisó que han sido 25.000 las obras que organizaciones sociales han podido ejecutar con los recursos provenientes del presupuesto nacional. 

En este encuentro, que concluyó con la entrega de El Libro Azul de Chávez a los dirigentes opositores, el presidente ha aprovechado para delegar en el vicepresidente ejecutivo, Jorge Arreaza, y el ministro de Relaciones Interiores y de Justicia, Miguel Rodríguez Torres, la coordinación de acciones conjuntas entre el gobierno central y los mandatarios regionales y municipales.