Publicado: 22.02.2014 23:28 |Actualizado: 22.02.2014 23:28

Maduro tiende la mano a la oposición y a Estados Unidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, reiteró este sábado su propuesta de diálogo a Barack Obama, pese a lo que calificó como "agresión" del secretario de Estado, John Kerry, por sus afirmaciones de que "Venezuela debe dejar de reprimir a disidentes y respetar los derechos humanos". "Obama, yo sigo ratificando la voluntad política del Gobierno revolucionario de Venezuela para establecer embajadores entre nuestros dos países y para iniciar un diálogo para que Eestados Unidas oiga la verdad de Venezuela y respete a su pueblo", indicó el mandatario ante una concentración de mujeres chavistas.

Al mismo tiempo, Maduro, llamó a la alianza opositora a que se deslinde de actos de violencia política que en los últimos 10 días dejaron 10 muertos. "Somos venezolanos y estamos obligados a hacer política en paz; yo llamo oficialmente a la MUD (la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática) a que se deslinde definitivamente de grupos violentos, condene la violencia y desmovilice a estos grupos fascistas", dijo Maduro ante una concentración de mujeres chavistas.

En un discurso tras una marcha de sus seguidores en Caracas, el jefe de Estado exhortó específicamente al secretario general de la MUD, Ramón Aveledo, y a los gobernadores de Miranda (centro), Henrique Capriles, y Lara (oeste), Henry Falcón, "los tres jefes principales de la oposición", dijo, a que se desvinculen de esos actos.

Así, pidió que hicieran como él, que recibió denuncias de que "un grupo" afín a su gestión "había ejercido la violencia" en las protestas contra su Gobierno y que ordenó las investigaciones respectivas y "aparecieron dos personas aparentemente vinculados al chavismo con unas armas y están presas". Las armas en Venezuela deben ser, añadió, "para defender la patria si algún día se violara la soberanía y la independencia del país o para contener ataques terroristas de grupos fascistas".

Venezuela cumple diez días de manifestaciones en contra del Gobierno tras una marcha de opositores y estudiantes que el pasado 12 de febrero acabó en hechos de violencia y un saldo de tres muertos por los que han sido detenidos varios funcionarios públicos. Hasta el momento se contabilizan diez muertos en incidentes relacionados con las protestas, que han dejado, además, más de 130 heridos y decenas de detenidos.

La Guardia Nacional decomisa 360 cócteles molotov a los manifestantes opositores

Justo este mismo sábado, la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela decomisó 360 bombas caseras en la céntrica ciudad de Valencia, a 180 kilómetros al oeste de Caracas, afirmó hoy el presidente de Parlamento, Diosdado Cabello. Las "bombas molotov" estaban en poder de dos personas que ya fueron detenidas y que también ocultaban 16 kilos de pólvora y otros elementos para "provocar muertes de personas", sin importar si son opositores o afines al Gobierno de Nicolás Maduro, dijo Cabello.

"A los violentos y fascistas no les importa quiénes sean los muertos, solo quieren provocar muertes, que haya muertos para que la violencia sea una espiral imparable" que derive en el derrocamiento de Maduro, agregó el diputado afín al Gobierno. 

En un comunicado difundido anoche, Kerry pidió al Gobierno de Venezuela que "cese en su intento de reprimir a los disidentes a través de la fuerza y que respete los derechos humanos básicos". Además, sostuvo que el Gobierno de Maduro "debe liberar a los opositores encarcelados" y repitió que "es inaceptable" e incrementará "las probabilidades de más violencia" la decisión que le achacó de "usar la fuerza" y "la intimidación judicial contra las personas que están ejerciendo su legítimo derecho a protestar".

"Lo que es inaceptable, Kerry, es que tu metas tus narices en la patria de Bolívar, a Venezuela se respeta, yankee go home, ya basta de intervencionismo", respondió Maduro. "Los asuntos de Venezuela los resolvemos los venezolanos y las venezolanas", añadió. De esta forma, consideró "absolutamente inédito" en la diplomacia estadounidense que Kerry emitiera un comunicado en la noche del viernes, se preguntó si realmente el secretario de Estado estaba informado sobre la situación en Venezuela poniendo como ejemplo la multitudinaria manifestación que celebró hoy la oposición en Caracas.

"En Venezuela, señor Kerry, como lo sabe todo nuestro país, tenemos una democracia robustecida, protagónica, participativa, de amplias libertades públicas, lo que no tenemos es una oposición democrática que es distinto y hemos tenido que padecer quince años de intentos de golpe de estado, magnicidio, guarimba (barricadas), etc.", dijo. Y reiteró que Obama debe decidir entre pasar a la historia como sus predecesores George W. Bush y Richard Nixon o como Jimmy Carter.