Publicado: 16.05.2015 15:34 |Actualizado: 16.05.2015 15:55

Abás, en El Vaticano: "Palestina no es una tierra de guerra sino de santidad y virtud"

El presidente palestino ha dicho durante la canonización en
el Vaticano de las primeras dos santas palestinas que su discurso "reafirma la determinación para construir una Palestina soberana, independiente y libre".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
abas vaticano

El presidente palestino durante su encuentro con el Papa Francisco.- EFE

JERUSALÉN.- El presidente palestino, Mahmud Abás, dijo hoy que la canonización de las primeras dos santas palestinas de la era moderna demuestra que Palestina no es una tierra de guerra.

"Nuestra Tierra Santa se ha convertido en un bastión de virtud para todo el mundo. Palestina no es una tierra de guerra, sino una tierra de santidad y virtud, como Dios quería que fuese", señala Abás en un comunicado difundido hoy, en el que agradece al papa Francisco y a la Iglesia Católica la canonización, que se celebrará mañana en Roma.

Abás recuerda en su texto a las dos religiosas que serán distinguidas: Mariam Baouardy Hadad (1846-1878) del pueblo de Ibillin, en la Galilea, y Marie Alphonsine Ghattas (Sultana Daniel, 1843-1927), de Jerusalén.



Hadad formó parte de la Orden de las carmelitas en Francia y fundó en Belén un convento que aún existe a día de hoy y que, señaló Abás "resuena con las oraciones para el alivio del sufrimiento del pueblo palestino, tanto cristianos como musulmanes".

Por su parte Ghattas, señaló, Abás "colocó los cimientos para la vida monástica de las mujeres en Palestina y en el mundo árabe de las Hermanas del Santo rosario y "vivió en las calles de la Ciudad Vieja de Jerusalén, que todavía mantienen los imborrables pasos de Jesucristo y que a día de hoy es testigo diario del sufrimiento del pueblo palestino que afecta a su dignidad humana y sus lugares santos".

El mensaje de ambas, asegura Abás, pone énfasis en la unidad del pueblo palestino y "reafirma la determinación para construir una Palestina soberana, independiente y libre basadas en los principios de igualdad de ciudadanía y en los valores de espiritualidad y sublimación humana".

En su mensaje del presidente palestino agradece la aportación de la comunidad cristiana palestina a la nación y les insta a que "no se dejen llevar por la marea de la emigración".

"Les animamos a que se queden con nosotros y disfruten el derecho a la ciudadanía igual y completa, y sufran con nosotros las dificultades de la vida hasta que logremos la libertad, soberanía y dignidad humana", les pidió.

lea también...