Público
Público

Mandela sale del hospital "sin estar del todo recuperado"

El expresidente surafricano ha permanecido 17 días ingresado por una infección pulmonar y ha sido también intervenido de cálculos en la vesícula

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente de Suráfrica Nelson Mandela está evolucionando bien tras recibir este miércoles el alta hospitalaria, aunque aún no está del todo recuperado, ha dicho un portavoz gubernamental.

'Aún no está del todo recuperado, pero ha avanzado lo suficiente para poder recibir el alta', dijo Mac Maharaj a la cadena local eNCA. Por eso, matizó que el líder surafricano 'está lo suficientemente bien para dejar el hospital'.

El líder antiapartheid y premio Nobel de la Paz, de 94 años, recibió el alta el miércoles, poniendo fin a un ingreso de 17 días en el hospital de Pretoria durante el cual fue tratado por una infección pulmonar y fue sometido a una operación quirúrgica para extirparle cálculos de la vesícula.

Mandela, cuya salud es frágil desde hace varios años, está siendo tratado ahora en su casa de Johannesburgo. El expresidente tiene antecedentes de problemas respiratorios que se remontan a cuando contrajo tuberculosis durante su estancia en la cárcel como prisionero político. Pasó 27 años en prisión, 18 de ellos en Robben Island, frente a Ciudad del Cabo.

Mandela fue ingresado en un hospital de Pretoria el 8 de diciembre para someterse 'a unos análisis', según informó el Gobierno sudafricano. En los días siguientes, el Ejecutivo emitió breves comunicados en los que fue desvelando primero que Mandela había tenido una recaída de una infección pulmonar previa, de la que supuestamente se estaba recuperando, hasta que, el pasado día 15, se informó de que había sido necesario intervenirlo para extraerle piedras de la vesícula.

Este ingreso hospitalario ha sido el más prolongado de Mandela desde que salió de prisión en 1990. El actual presidente, Jacob Zuma, visitó a Mandela el día de Navidad y dijo que el exlíder estaba mucho mejor, haciendo progresos y de buen humor.

Mandela también fue ingresado en febrero por dolores abdominales pero dado de alta un día más tarde tras someterse a un chequeo en profundidad que no reveló ninguna enfermedad grave. Desde entonces ha pasado la mayor parte de su tiempo en su casa de Qunu, la población de sus antepasados en la empobrecida Provincia Oriental del Cabo.