Publicado: 27.01.2014 08:46 |Actualizado: 27.01.2014 08:46

Los manifestantes abandonan el Ministerio de Justicia en Kiev

Los activistas de Causa Común mantienen bloqueada la entrada y amenazan con volver a ocupar el edificio este martes. La ministra amenazó con el estado de excepción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los manifestantes que tomaron el domingo la sede del Ministerio de Justicia ucraniano han abandonado el edificio este lunes por la tarde aunque mantienen bloqueada la entrada principal. Alexandr Daniliuk, líder de Causa Común, el grupo promotor de la ocupación, ha informado de la retirada del Ministerio tras ser criticados tanto por Gobierno como oposición pero ha advertido de que podrían volver a ocuparlo este martes si el Parlamento, durante la sesión especial para discutir sobre la crisis política no accede a las demandas de los manifestantes.

"Si las demandas para restaurar el orden constitucional, organizar elecciones presidenciales y parlamentarias y cesar los actos de terror contra el pueblo ucraniano no se cumplen mañana, entonces irrumpiremos en todos los edificios administrativos y solo permitiremos que entren las personas directamente responsables de las vidas y las salud de los ciudadanos", ha advertido Daniliuk.

Miembros de Causa Común tomaron el edificio y levanmtaron barricadas en las inmediaciones a última hora del domingo, provocando las iras de la titular de Justicia, Elena Lukash, una de las integrantes del Gobierno que está participando en las negociaciones con la oposición. Lukash había amenazado con imponer el estado de emergencia en el país si los manifestantes no abandonaban el edificio. Desde la oposición, también habían expresado su rechazo a la acción. "Este tipo de acciones podría llevar a la guerra", había advertido Yuri Sirotiuk, miembro del partido opositor Svoboda.

 

El Ministerio del Interior ha acusado a los manifestantes de haber preparado "grandes cantidades de una sustancia incendiaria que por sus características es similar al napalm". En un comunicado colgado en su web, el Ministerio señala que "a la mezcla le añaden sustancias adhesivas, como espuma sintética. Como señalan los expertos, se trata de un explosivo casi profesional".  En la nota, la Policía señala que no va a emplear nuevo material antidisturbios en sus enfrentamientos con los manifestantes opositores que mantienen tomadas las calles del centro de la capital.

La UE insta al Gobierno a que dialogue y a la oposición que rechace la violencia

"El nuevo material está pasando por los procedimientos reglamentarios y está siendo certificado en instalaciones especiales del Ministerio del Interior y otras", señala el departamento. Anteriormente, se había informado de que, por una orden del Gobierno del 22 de enero, se ampliaban los medios que podían ser empleados por los efectivos antidisturbios, entre ellos granadas aturdidoras Drive-2, Zaria-2, Fakel C y Plamia-M.

Al mismo tiempo, la Unión Europea ha saludado las recientes discusiones entre el Gobierno y la oposición y ha instado al Gobierno de Kiev a "cumplir sus promesas y anuncios" en el contexto de las negociaciones con la oposición, al tiempo que ha apelado a la oposición a mantener el carácter "pacífico" de las protestas y a disociarse "claramente" de "todos aquellos que utilicen la violencia para perseguir sus objetivos".

"Expresamos nuestra preocupación por el deterioro de la situación humanitaria. El arresto de personas heridas en frente de clínicas, varios casos de desapariciones y las informaciones de tortura son extremadamente preocupantes y no pueden ser aceptados bajo ninguna circunstancia", subraya la delegación de la UE en Kiev en un comunicado, acordado con los jefes de delegación de los Estados miembros en Ucrania. La UE y los Veintiocho han dejado claro en la nota que los responsables de estos crímenes necesitan rendir cuentas ante la Justicia "de forma urgente".