Público
Público

Los manifestantes recuperan Tahrir tras ser expulsados por la policía

Cientos de personas inundan la plaza pese a la actuación violenta de las fuerzas de seguridad egipcias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un muerto y 675 heridos ha sido el saldo de los disturbios que se han originado hoy en la plaza Tahrir, en el Cairo, según datos del Ministro de Sanidad egipcio, ha informado la televisión árabe Al-Arabiya.

Cientos de manifestantes contra la Junta Militar egipcia han retomado el control de la plaza Tahrir en El Cairo, tras haber sido desalojados previamente por la policía, y han comenzado a cerrar los accesos al lugar.

Brigadas de voluntarios impiden a los vehículos acceder a la plaza, que en estos momentos se encuentra en calma relativa, mientras que la policía se ha retirado a las inmediaciones del cercano Ministerio del Interior.

Momentos antes, los manifestantes se habían enfrentado a las fuerzas de seguridad, cuya violenta represión ha causado al menos 500 heridos. La policía ha arrojado gases lacrimógenos y ha efectuado disparos al aire para dispersar a los jóvenes, que han respondido arrojando piedras, aunque han emprendido la huida del lugar y los agentes han recuperado el control del centro de Tahrir.

Treinta y seis personas, de las que quince siguen ingresadas, fueron desplazadas a dos hospitales, mientras que otros 45 fueron atendidos en el lugar, principalmente por fracturas y por asfixia causada por los gases lacrimógenos.

Después de los primeros enfrentamientos, la plaza se había quedado vacía de manifestantes e invadida por los gases lacrimógenos. Centenares de policías permanecían en torno a la sede del Ministerio del Interior, adonde se habían enviado refuerzos, mientras que unos 60 camiones policiales bloqueaban el acceso a los alrededoes.

'Los policías comenzaron el ataque con cócteles molotov y gases lacrimogenos'

Salman Abdelaziz, un estudiante de 18 años contaba, mientras recuperaba fuerzas para volver a enfrentarse a la Policía, que los 'revolucionarios' habían estado repartiendo mascarillas a la gente. Abdelaziz aseguraba que los policías 'comenzaron a atacar, tirando cócteles molotov y gases lacrimógenos', y aseguró que participa en los choques porque siente que 'este país necesita un cambio que no ha tenido en 30 años'.

Los efectivos desplegados pertenecen a los cuerpos de seguridad, pero no a las Fuerzas Armadas. Mientras, decenas de curiosos observaban a los manifestantes en torno a la plaza, que se ha mantenido abierta al tráfico rodado pese a que las tiendas han echado sus cancelas.

Esta mañana, al menos siete policías resultaron heridos en choques en la plaza, que se saldaron con la detención de cinco personas, cuando la policía intentaba desalojar Tahrir tras la protesta del viernes.

La plaza Tahrir acogió ayer una multitudinaria manifestación para reclamar que los militares traspasen el poder a una autoridad civil. 

'Daily News Egypt'