Público
Público

El mar embravecido impide recuperar más cadáveres del naufragio de Lampedusa

La UE discutirá el próximo martes lo ocurrido frente a las costas de la isla italiana, donde el jueves murieron más de un centenar de inmigrantes al naufragar el barco con el que viajaban a suelo europeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las complicadas condiciones del mar y el fuerte viento que sopla en la zona impiden hoy también que se reanude el trabajo de los buzos de la Guardia Costera italiana para buscar y recuperar los cuerpos del resto de víctimas del naufragio registrado frente a la isla de Lampedusa el pasado jueves.

Sobre todo el mar de fuerza 4 en las inmediaciones de la pequeña isla italiana hace que, por el momento, el control de la zona y las tareas de localización de nuevos cuerpos (se cree que pueda haber aún más de doscientos sin recuperar) se limite desde ayer a los medios aéreos, como los helicópteros de la Guardia de Finanzas de Italia.

'Por el momento, no se dan las condiciones para sumergirse. El mar y el viento fuerte no lo permite', afirmó Filippo Marini, portavoz de la Guardia Costera, uno de los cuerpos de seguridad que trabajan en las tareas de localización de los desaparecidos, toda vez que hasta ahora se han podido recuperar 111 cadáveres. 'La búsqueda prosigue con helicópteros y aviones de la Capitanía de Puerto y de la Guardia de Finanzas y si saliera a flote un cadáver, inmediatamente una lancha iría a recuperarlo', añadió.

Después de celebrar esta noche una multitudinaria vigilia con farolillos, en Lampedusa está previsto que se lleve a cabo en la mañana de este sábado un nuevo homenaje a las víctimas del naufragio del barco en el que viajaban más de 400 inmigrantes africanos, al que consiguieron sobrevivir 155 indocumentados. Los pescadores locales tienen previsto salir hoy a bordo de decenas de barcos desde el muelle Favarolo para dirigirse al lugar del naufragio, a una media milla de la isla, y lanzar flores al mar.

Decenas pescadores locales saldrán para dirigirse al lugar del naufragio Roma se sumó anoche al homenaje a las víctimas de esta tragedia de la inmigración ilegal con otra vigilia, en la que el alcalde de la capital italiana, Ignazio Marino, anunció que los supervivientes serán acogidos en la ciudad, en dos instalaciones que gestiona el Ayuntamiento. Para su traslado a Roma, que será coordinado con el Ministerio del Interior, serán necesarias al menos 48 horas para hacer frente a los procedimientos técnicos, según explicó el regidor romano.

Por el momento, el barco en el que viajaban los indocumentados, que se incendió al hacer fuego sus ocupantes para lanzar una señal de aviso y ser localizados, yace a 47 metros de profundidad en el lugar en el que naufragó con varias decenas de cadáveres en su interior. Los 111 cuerpos de inmigrantes de Somalia y Eritrea recuperados hasta ahora, que se encuentran en un hangar del aeropuerto de Lampedusa, pertenecen a 58 hombres, 49 mujeres y 4 niños de edades entre los 1 y 6 años.

Los ministros de Interior de la Unión Europea discutirán el próximo martes lo ocurrido frente a las costas de la isla italiana. El debate se ha programado a petición de Italia, que ha criticado la inacción de la UE y reclama la solidaridad de sus socios para soportar la presión migratoria. El viceprimer ministro italiano y responsable de Interior, Angelino Alfano, tendrá entonces la oportunidad de exponer a sus colegas la 'situación de emergencia' en Lampedusa por la constante llegada de inmigrantes irregulares que escapan de los países del sur del Mediterráneo.

Ello servirá para 'generar debate' y abrir una discusión más profunda entre los Veintiocho, pero es poco probable que sea 'concluyente', según fuentes diplomáticas para las que los medios y recursos de la UE son 'limitados', pero también falta voluntad política de los Estados miembros, a quienes competen la vigilancia y control de las fronteras.

Italia ha criticado la inacción de la UE y reclama más solidaridad de sus socios

Italia y otros países como Malta y Grecia, a donde llegan la mayoría de refugiados que escapan de conflictos como los de Siria y Libia, han llamado en varias ocasiones a la Unión Europea a demostrar 'solidaridad', para que los solicitantes de asilo no se instalen únicamente en los países de entrada. Sin embargo, otros países como Alemania, Francia y Suecia, e incluso España, en donde los flujos de migración no están tan vinculados a razones políticas, sino económicas o sociales, se resisten a atender esta petición, explican las fuentes.

A corto plazo, la Unión Europea podría optar por 'reorientar' los trabajos de la Agencia de control de fronteras europeas (FRONTEX) y reforzar las medidas de vigilancia para frenar la llegada de migrantes y combatir la actividad de las mafias.

Por su parte, la Comisión Europea ha rechazado las críticas llegadas desde Italia y ha querido dejar claro tras las primeras horas de la tragedia que son los Estados miembros los responsables de controlar las fronteras, y que Bruselas sólo puede dar apoyo si existe una petición formal de un Gobierno. Y advierte de que los 28 han recortado el presupuesto para Frontex en los últimos años, pese a que las peticiones de ayuda de los Estados miembros van en aumento. En 2013 se destinaron 85 millones a FRONTEX, de los que 50 fueron a parar a misiones operativas, incluidas dos actualmente en marcha para ayudar a Italia, una en colaboración con Malta y otra, con Grecia.

La UE ultima, además, la entrada en vigor para el próximo diciembre de otro instrumento llamado 'Eurosur' para mejorar el intercambio de información y reforzar la colaboración entre los 28 de cara a vigilar la circulación de embarcaciones clandestinas en el Mediterráneo. En el marco de los debates sobre migración, los ministros también discutirán sobre la libertad de circulación en la Unión Europea, después de que Reino Unido, Austria, Alemania y Países Bajos se quejaran la pasada primavera de 'abusos' en este sistema, algo sobre lo que Bruselas deberá pronunciarse en esta reunión.