Publicado: 09.10.2013 15:32 |Actualizado: 09.10.2013 15:32

Marine Le Pen coloca a la extrema derecha francesa en cabeza en los sondeos para las elecciones europeas

El Frente Nacional de Marine Le Pen obtendría el 24% de los votos según una encuesta de 'Le Nouvel Observateur'. Se convertiría en la primera fuerza nacional adelantando a socialistas y conservadores

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

El avance de la extrema derecha en Francia parece ya imparable. El Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen se ha situado este miércoles en la cabeza en intención de voto para las elecciones al Parlamento Europeo que tendrán lugar en mayo de 2014 según un sondeo difundido por Le Nouvel Observateur. Los datos otorgan un 24% de los votos a la formación ultra, tres puntos más que en la última encuesta.

El semanal trata de aclarar en su página web que el estudio, elaborado por la agencia Ifop, no debe ser vista como una previsión, sino como un referente a la hora de analizar cómo parte cada formación. No osbtante, advierte Le Nouvel Observateur, describe una realidad nueva en la vida política francesa. "El Frente Nacional está a punto de cambiar su naturaleza. Su lugar ya no está al margen sino el centro del juego político", se puede leer.

La encuesta otorga, además de ese resultado preocupante para el FN, un 22% de los votos a la Unión por un Movimiento Popular (UMP), el partido conservador del expresidente Nicolas Sarkozy. Asimismo castiga duramente al Partido Socialista de François Hollande, que obtendría el 19% de los votos, perdiendo dos puntos con respecto al último sondeo realizado en mayo.

Por su parte, el Front de Gauche de Jean-Luc Mélenchon obtendría un 10% de los apoyos, subiendo un punto con respecto a mayo. El martes, el 'número dos' de Mélenchon, François Delapierre, alertaba en una entrevista con Público del avance de la extrema derecha y de la importancia de las elecciones europeas. "La historia de Europa nos muestra cómo en el pasado las crisis se han resuelto con la guerra y con el fascismo. Al final esto se va a jugar entre la extrema derecha y nosotros y debemos tener la estrategia apropiada y la ambición de conquistar el poder y empezar por convencernos a nosotros mismos de que podemos hacerlo", dijo.

Delapierre aseguró también que el auge de los partidos ultras sirve a los dirigentes como la excusa perfecta para transmitir a la gente que deben seguir soportando las medidas de austeridad y las políticas neoliberales si no quieren  que haya un cambio de régimen peor. "La extrema derecha es el mejor guardián del sistema. Es lo que permite decirle a la gente que si hay un cambio, será aún peor de lo que tenemos ahora. Les están diciendo: estáis obligados a aceptar la soberanía limitada, esta oligarquía financiera que se ha instalado en Europa y si no, habrá una dictadura de otro tipo aún más brutal", dijo.

La encuesta llega después de que el FN se llevara las elecciones en el cantón de Brignoles el martes y superara ampliamente a la UMP.