Publicado:  27.10.2011 20:18 | Actualizado:  27.10.2011 20:18

Un marine, primera víctima indignada en EEUU

El veterano de la guerra de Irak herido por la Policía en la carga de Oakland se debate entre la vida y la muerte

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Scott Olsen se ha convertido en la primera víctima de Occupy Wall Street . El veterano de la guerra de Irak que fue herido el martes durante los enfrentamientos entre la Policía y los indignados que acampaban en Oakland (California) se debate entre la vida y la muerte tras ser herido en la cabeza con una granada de gas lacrimógeno.

"Todos somos Scott Olsen", rezaba la web de Occupy Wall Street. En todas las ciudades estadounidenses donde se ha extendido el movimiento, se celebraron marchas de solidaridad por el exmarine de 24 años. El joven seguía en estado crítico debido a las heridas sufridas durante la manifestación, según informó un portavoz del hospital donde estaba ingresado.

Keith Shannon, quien asegura haber servido con Olsen en Irak, detalló a Reuters que su amigo sufrió una fractura de cráneo y un edema cerebral y que había sido sedado y trasladado a la sala de emergencias de traumatología del hospital mientras los cirujanos decidían si operarle o no. "Lo irónico es que alguien que ha sobrevivido a dos servicios en Irak haya sido gravemente herido por la Policía", dijo su amiga Adele Carpenter.

La Policía de Oakland ha reconocido que los agentes dispararon proyectiles de gas lacrimógeno

El suceso está siendo investigado. La Policía de Oakland ha reconocido que los agentes dispararon proyectiles de gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes, pero no han desvelado cómo Olsen resultó herido. Estos son los primeros incidentes violentos ocurridos desde que Occupy Wall Street empezara sus protestas en Nueva York el pasado 17 de septiembre.

En Oakland, los activistas que fueron desalojados volvieron al centro de la ciudad sin que la Policía interviniera. En Portland (Oregon) un millar de personas se manifestó con el apoyo de AFL-CIO, la mayor central sindical de EEUU, en un gesto de solidaridad y para seguir denunciando las desigualdades económicas. Lo mismo sucedió en San Francisco.

En Nueva York se produjeron algunas detenciones pero en general la actividad seguía pacíficamente en el parque Zuccotti, donde con la llegada del frío las condiciones de vida son cada vez más difíciles. Los indignados neoyorquinos, que están recibiendo un aluvión de contribuciones individuales , mandaron 20.000 dólares y cien tiendas de campaña a sus colegas de Oakland para mantener viva la ocupación.

PUBLICIDAD

Comentarios