Público
Público

Marruecos da marcha atrás y permite el regreso de Al Yazira

Ha abierto sus fronteras a los medios de comunicación internacionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno marroquí ha dado marcha atrás a sus decisiones anteriores y ha abierto sus fronteras a los medios de comunicación internacionales, entre ellos a la vetada cadena de TV qatarí Al Yazira, para cubrir el referéndum de la nueva Constitución.

El Gobierno cerró la oficina de la televisión qatarí en Rabat y retiró la acreditación a sus periodistas acusándoles de 'no ser profesionales ni neutrales' en la cobertura del conflicto entre Marruecos y el Sáhara Occidental, durante el violento desalojo del campamento Dignidad en El Aaiún, el pasado noviembre.

El veto a esta televisión ya viene de 2008, cuando Marruecos prohibió la emisión de un programa diario de noticias sobre los países del Magreb por informar sobre la muerte de cinco personas durante unos disturbios en la ciudad de Sidi Ifni, contradiciendo la versión oficial, que negaba que hubiera fallecidos.

Los observadores internacionales consideran que la decisión de aceptar al canal más visto en la mayoría de los países árabes es un intento de evitar problemas en un momento importante como el del referéndum. Además, teniendo en cuenta que durante los últimos meses esta cadena ha estado emitiendo imágenes no oficiales, grabadas con cámaras ocultas, sería una manera de tenerlo todo bajo control.

El Movimiento 20 de Febrero, que pide el boicot a la votación, saldrá hoy a las calles para protestar por la parcialidad de la campaña del referéndum en los medios públicos, por las subvenciones a los partidos, por el uso de la religión como arma política y por el hecho de que la comisión para reformar la Constitución fuese nombrada por el rey Mohamed VI.