Público
Público

Protestas en Alhucemas Marruecos expulsa a dos periodistas españoles que cubrían las protestas del Rif

Se trata de José Luis Navazo y Fernando Sanz, del diario Correo Diplomático. Tres policías de paisano fueron a su casa y les pidieron que les acompañaran a la comisaría central de Tetuán para después trasladarles al paso fronterizo del Tarajal.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Los periodistas españoles expulsados del Marruecos, Fernando Sanz y José Luis Navazo.- CORREO DIPLOMÁTICO

El Gobierno de Marruecos ha expulsado a dos periodista españoles que cubrían las protestas de la región norteña del Rif "por no disponer de la acreditación necesaria" para llevar a cabo su actividad, según afirman fuentes oficiales.

Los dos reporteros expulsados son el director de la página informativa Correo Diplomático, José Luis Navazo, residente desde hace años en Marruecos, y el delegado de ese periódico en Madrid, Fernando Sanz.

Navazo explicó a Efe que, mientras estaba con Sanz en su domicilio en la ciudad norteña de Tetuán, tres policías de paisano se presentaron en su casa y les pidieron que les acompañaran a la comisaría central de la urbe.

Fueron expulsados porque ejercían su profesión sin las autorizaciones necesarias, según un responsable marroquí

Tras llevar una hora en ese edificio policial y sin ser interrogados, los dos periodistas fueron trasladados al paso fronterizo del Tarajal, que separa Marruecos de Ceuta, para su expulsión, agregó.

Un responsable marroquí, que pidió el anonimato, ha explicado que los dos periodistas fueron expulsados porque ejercían su profesión en territorio marroquí sin tener las autorizaciones necesarias de las administraciones competentes.

Siete años sin conseguir el permiso

Por su parte, Navazo explicó que ha intentado durante sus siete años de trabajo en Marruecos conseguir la tarjeta de prensa, que permite ejercer la profesión de forma legal en el país, pero el Ministerio marroquí de Comunicación no se la ha facilitado.

El director de Correo Diplomático agregó que Sanz goza de un carné de prensa internacional, que según él es reconocido por Marruecos, y que a su entrada al país magrebí declaró que el motivo de su viaje era el trabajo periodístico.

Los dos periodistas cubrieron las protestas del pasado jueves en la ciudad rifeña de Alhucemas, donde miles de personas tomaron las calles para pedir, entre otros, la liberación de los casi 200 detenidos del movimiento local social Al Hirak al Shaabi (Movimiento Popular).

El pasado 29 de mayo, Marruecos expulsó de su territorio al periodista argelino Yamel Alilat, del diario de Al Watan, por cubrir las protestas del Rif sin la autorización preceptiva de las autoridades marroquíes.

Periodistas detenidos y condenados

El martes, el periodista marroquí Hamid el Mahdaui fue condenado a tres meses de cárcel por "incitar" a la población a manifestarse en la zona del Rif. La Audiencia marroquí también le condenó a pagar una multa de 20.000 dirhams (1.8000 euros), y fue juzgado por el Código Penal y no el de Prensa.

Durante las protestas en el Rif, que se suceden desde octubre del pasado año, Marruecos ha ejercido un poderoso cerco informativo. Otros siete profesionales de la información marroquíes están detenidos y pendientes de juicio.

La expulsión de estos dos periodistas españoles confirma la reciente de denuncia de Reporteros Sin Fronteras, que el viernes acusó a las autoridades de Marruecos de obstaculizar el trabajo de los periodistas locales y extranjeros que cubren las protestas del Rif y pidió la liberación de todos los periodistas detenidos.