Publicado: 08.10.2016 16:59 |Actualizado: 08.10.2016 18:03

Más de 160 muertos en un bombardeo sobre un funeral en la capital yemení

Cuatro ataques aéreos lanzados por la coalición militar liderada por Arabia Saudí contra una sala de eventos en el sur de la capital yemení, Saná, causan la catástrofe.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Un grupo de personas permanece de pie junto a una casa destruida por los ataques aéreos de la coalición árabe en Yemen. REUTERS/Abduljabbar Zeyad

Un grupo de personas permanece de pie junto a una casa destruida por los ataques aéreos de la coalición árabe en Yemen. REUTERS/Abduljabbar Zeyad

SANÁ.- Al menos 160 personas han muerto, entre ellas altos responsables del autoproclamado Gobierno huthi, por un bombardeo efectuado supuestamente por aviones de la coalición internacional liderada por Arabia Saudí sobre un funeral que se celebraba en la capital de Yemen, Saná, según fuentes de los servicios de rescate yemeníes y testigos del incidente a la agencia oficial de noticias china Xinhua.

El ministro de Salud del gobierno rebelde huthi en la capital, Tamim Al Shami, ha informado de que el balance inicial de víctimas por el bombardeo es de 450, contando muertos y heridos. Al menos dos bombas impactaron en un salón de ceremonias donde se habían congregado cientos de personas para despedir al padre del autoproclamado ministro huthi del Interior, Jalal al Ruwaishan, miembro del gabinete rebelde que ha asumido el poder en la capital y varios puntos del país.

La sala, ubicada en el barrio residencial de Al Jamsín, estaba atestada de personas que acudieron a ofrecer sus condolencias por el reciente fallecimiento de la madre del ministro del Interior del Gobierno de los rebeldes hutíes, Yalal al Ruishan.



El primer bombardeo golpeó el salón donde se celebraba la ceremonia fúnebre; el segundo, impactó en el generador eléctrico del complejo donde se ubica la sala de eventos; y otros dos proyectiles fueron lanzados sobre la misma sala cuando ya habían dado comienzo las labores de evacuación y rescate, detallaron los testigos.

El portavoz del Ministerio de Sanidad del Gobierno hutí, Tamim al Shami, dijo que más de 100 heridos han llegado a los hospitales, pero las víctimas mortales todavía no han sido contabilizadas porque hay cadáveres bajo los escombros y restos humanos esparcidos en el lugar del bombardeo. Los heridos fueron trasladados a los hospitales en ambulancias y vehículos privados, ya que los servicios de emergencia se han visto desbordados en medio de una situación caótica.

Al mismo tiempo, se vivieron escenas de dolor ya que muchas personas se acercaron al lugar del ataque para averiguar la suerte de parientes y conocidos que habían acudido a esa sala, que quedó completamente destruida. Por otra parte, una fuente anónima del movimiento rebelde de los hutíes dijo que entre los fallecidos podría haber dirigentes del Gobierno insurgente, que estaban presentes en la ceremonia blanco del ataque.

Hace poco más de dos semanas, 25 civiles, la mayoría mujeres y niños, murieron y más de 70 resultaron heridos en un ataque aéreo de la coalición contra un barrio residencial de la ciudad portuaria de Al Hodeida, en la costa del mar Rojo. La coalición de países árabes y suníes comenzó su campaña militar en Yemen en marzo de 2015 en contra de los rebeldes chiíes, que controlan la capital Saná, y en apoyo de las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, exiliado actualmente en Riad.