Público
Público

Más de 200 heridos en los enfrentamientos junto a las sedes de los Hermanos Musulmanes

Una protesta contra los islamistas deriva en una batalla campal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de 200 personas han resultado heridas en los choques que se prolongaron hasta altas horas de la madrugada en las inmediaciones de la sede principal de los Hermanos Musulmanes, la formación de la que procede el presidente del país, Mohamed Mursi, en El Cairo, según han informado las autoridades egipcias.

Los enfrentamientos se desencadenaron tras la oración musulmana del viernes, cuando una marcha de la oposición en dirección al edificio de los islamistas se encontró con seguidores de éstos por el camino que intentaron impedírselo. Acto seguido se desató una batalla campal en la zona, donde las fuerzas antidisturbios emplearon gases lacrimógenos para dispersar a los contendientes. Según la versión de los Hermanos Musulmanes, decenas de 'baltaguiya' (matones) intentaron asaltar su edifico y lanzaron piedras y botellas vacías contra las fuerzas del orden que protegían el lugar, además de disparar con escopetas de perdigones.

La policía usa gases lacrimógenos para dispersar a los contendientes

La sede de los Hermanos Musulmanes en el barrio cairota de Al Moqatam no fue el único escenario de disturbios, ya que otro edificio de la cofradía islámica en Manial, en el centro de la capital, fue saqueado por opositores al grupo. El diario estatal Al Ahram afirma que en Alejandría, en el norte del país, manifestantes asaltaron una oficina del Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de la Hermandad. En el delta del Nilo, también fueron blanco de la ira de los detractores de los Hermanos las sedes del grupo y del PLJ en las localidades de Mansura, Mahala al Kubra y Zagazig, contra las que manifestantes arrojaron piedras y cócteles molotov.

Tras la revolución que derrocó el régimen de Hosni Mubarak en febrero de 2011, los Hermanos Musulmanes han emergido como la principal fuerza política de Egipto. Mursi fue uno de sus dirigentes hasta que accedió a la Jefatura de Estado. El Ministerio del Interior ha reclamado a las fuerzas políticas y 'revolucionarias' que actúen de forma pacífica en sus manifestaciones, al tiempo que ha indicado que ha enviado agentes antidisturbios para proteger la sede política.

La jornada de protesta, que recibió el nombre de 'Viernes de la Restauración de la Dignidad' fue convocada tras el ataque a varios manifestantes, periodistas y fotógrafos cuando un grupo de jóvenes intentaba dibujar un grafiti contra la formación en los alrededores del edificio. La Fiscalía General de Egipto ordenó el lunes el arresto de tres personas que trabajan en la Oficina de Guía de Hermanos Musulmanes por considerarlas sospechosas de las agresiones. La agresión contra los manifestantes y periodistas desencadenó dos jornadas de protestas ante la sede de los islamistas, que fueron dispersadas violentamente por la Policía.

Se han producido disturbios en otros puntos del país, como en Alejandría

Ante la convocatoria de protestas, el abogado de Hermanos Musulmanes Abdel Moneim Abdel Maqsud presentó demandas contra todos los grupos y activistas que convocaron las marchas. En las mismas acusó a un total de catorce fuerzas políticas, movimientos y figuras públicas de incitar a la violencia. Pese a ello, manifestó que la formación islamista 'respeta la libertad de expresión, siempre y cuando no mine la seguridad nacional ni ponga en peligro las propiedades públicas y privadas'.

La semana pasada, Hermanos Musulmanes denunció la existencia de una campaña para dañar la imagen del grupo y ha subrayado que los llamamientos a atacar su sede son 'una muestra de odio y anarquía, no de libertad o democracia'. En este sentido, el propio Abdel Maksud manifestó que estos llamamientos son también 'una desgracia para la revolución pacífica' y 'una barbarie no relacionada con la libertad de opinión y expresión'.