Público
Público

Más de un centenar de detenidos en otra protesta de estudiantes en Chile

El Gobierno de Piñera accede a abrir una mesa de trabajo el próximo miércoles para discutir la gratuidad en la educación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los estudiantes volvieron a tomar las calles de Santiago de Chile ayer para reivindicar mejoras en la educación. La protesta terminó con 114 personas detenidas, entre los que hay al menos 33 menores de edad, y 15 heridos (cinco civiles y diez policías).

Según la versión de Cecilia Pérez, representante del Gobierno en la ciudad, los enfrentamientos entre Policía y manifestantes se produjeron después de que los estudiantes se desviaran del recorrido autorizado al final de la marcha. Los carabineros emplearon cañones de agua a presión y gases lacrimógenos para dispersar a las cerca de 90.000 personas concentradas en la capital.

La manifestación coincidió con un acto del presidente chileno, Sebastián Piñera, en el que presentó un nuevo proyecto de ley de presupuestos para 2012, con los que se destinarían 11.650 millones a la educación, un aumento del 7,2 % respecto a este año.

Tres horas después de la marcha, se produjo una reunión entre los representantes de la escuela y el ministro de Educación, Felipe Bulnes, en la que se convocó una mesa de trabajo el próximo miércoles para tratar temas como la gratuidad de la educación, una de las principales demandas a la que el Gobierno se ha mostrado totalmente contrario. 

Piñera se cierra en banda a tener en cuenta las demandas de gratuidad en la educación pública'Fue una reunión compleja, que al final terminó con un buen paso que es tener una próxima reunión, ya de trabajo, el próximo miércoles. Para el Gobierno hablar de gratuidad significará tratar todos los temas que convenimos con los propios estudiantes, el tema de becas, el tema de aporte a las universidades', dijo Bulnes.

En cualquier caso, universitarios y secundarios ratificaron que no regresarán a las aulas hasta que no haya una solución concreta en esa primera mesa de trabajo y, a su vez, Bulnes recalcó que si no vuelven a clases, el Gobierno no accederá a reprogramar el año académico.