Publicado: 28.03.2014 10:20 |Actualizado: 28.03.2014 10:20

Más de un millón de refugiados sirios amenaza la estabilidad del Líbano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Naciones Unidas sostiene que la presencia de alrededor de un millón de refugiados sirios en Líbano supone una grave amenaza para el ya frágil país y ha sostenido que los países donantes no están haciendo lo suficiente para evitar una mayor desestabilización.

"No hay un sólo país en el mundo que soporte una carga proporcional (de refugiados) a su tamaño como hace Líbano. Si el país no es apoyado, las expectativas de colapso y de expansión del conflicto sirio son mucho más probables", ha dicho la representante regional de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para Líbano, Ninette Kelly.

Líbano es el país que ha acogido a más refugiados sirios desde el estallido del conflicto hace más de cuatro años, con una cifra que ha provocado un incremento de cerca del 25 por ciento de su población total.

Este flujo de personas amenaza con alterar el frágil balance demográfico del país entre chiíes, suníes, drusos y cristianos, y llega en un momento en el que las autoridades luchan para hacer frente a la expansión de la violencia desde el país vecino.

En este sentido, Kelly ha destacado que alrededor de 400.000 niños sirios refugiados en el país necesitan escolarización, lo que supera a los 300.000 niños libaneses que están matriculados en escuelas públicas.

Sin embargo, garantizar la cobertura básica a los refugiados sirios requiere que los países donantes aumenten considerablemente su apoyo a Beirut, lo que parece poco probable, ya que en la actualidad la ONU no consigue reunir el compromiso necesario.

A principios de mes, el presidente de Líbano, Michel Suleiman, afirmó que el país no puede dar acogida a más refugiados sirios y pidió que los desplazados sean trasladados a zonas seguras en Siria, argumentando que suponen una gran carga económica para el país.

"Líbano no puede hacer frente a la llegada de mil refugiados más. No puede soportar más refugiados. El asunto está fuera de toda duda", sostuvo. En este sentido, explicó que el país "ya hace frente al problema de los refugiados palestinos, que en la actualidad suponen un número alto de personas".

Suleiman apuntó que Líbano está haciendo frente a grandes dificultades para encontrar fuentes de financiación que le permitan hacer frente a las peticiones de más de un millón de refugiados sirios a nivel de sanidad, educación y comida.

"Pedimos a la comunidad internacional (...) que ayude a Líbano en este sentido. Sin embargo, la ayuda financiera no es suficiente, lo que requiere que trabajemos con las organizaciones internacionales y las autoridades relevantes para facilitar su regreso a zonas seguras en Siria", remachó.

El Gobierno maneja cifras según las cuales un total de 1,5 millones de refugiados sirios se encuentran en el país. Alrededor de un millón se encuentran ya inscritos en ACNUR. Antes de la guerra, Líbano tenía una población total de cuatro millones de personas.