Público
Público

Masacre en un mercado de Osetia del Norte

Un atentado suicida provoca quince muertos y más de sesenta heridos en la república caucásica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos quince personas han fallecido y más de sesenta resultaron heridas a causa de una potente explosión junto al mercado central de Vladikavkaz, la capital de Osetia del Norte, informó el Ministerio del Interior de esa república norcaucásica rusa.

El presidente Taimuraz Mamsúrov, que acompañado por los responsables de los servicios de seguridad de la república se personó en el lugar de los hechos,  ha adelantado: 'Según la información que tengo en este momento, la explosión fue obra de un terrorista suicida que se aproximó a la entrada del mercado en un automóvil Volga-3102'.

Y agregó que entre los restos del vehículos fue hallado el cadáver decapitado del presunto terrorista. 

Todos los heridos fueron trasladados al Hospital Clínico de Vladikavkaz, dijo un portavoz de Interior a la agencia Interfax.

Fuentes policiales indicaron que los artificieros de los servicios de seguridad hallaron un segundo artefacto sin estallar junto a la misma entrada del mercado donde se produjo la explosión del coche bomba.

Poco antes, un portavoz de la policía local había declarado que, 'para evitar una posible segunda explosión, en el lugar de los hechos se activaron equipos que inhiben las señales de telefonía móvil'. La explosión se produjo a las 11.22 hora de Moscú (07.22 GMT) y tuvo una potencia equivalente a la de diez kilogramos de trilita.

Este es el cuarto atentado terrorista en el mercado central de Vladikavkaz en los últimos once años. El más grave de ellos fue perpetrado el 19 de marzo de 1999 cuando una bomba mató a 52 personas y dejó heridas a otras 168.

Osetia del Norte, vecina de Chechenia y una de las siete repúblicas rusas en el Cáucaso Norte, ha sido escenario de numerosos ataques terroristas. El más sangriento de ellos fue perpetrado hace seis años por un comando chechén en la escuela Nº1 de Beslán, en el que murieron 334 personas, de las que 186 eran niños.