Público
Público

Así mata EEUU a los fotógrafos

El vídeo difundido por WikiLeaks desmonta la versión oficial del Pentágono

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 12 de julio de 2007, Namir Noor-Eldeen tenía previsto realizar un reportaje sobre halterofilia en la capital iraquí. Cuando estaba de camino, el fotógrafo iraquí de 22 años recibió noticias de unos combates en el barrio de Nuevo Bagdad. Allí se dirigió con Saeed Chmagh, que trabajaba como conductor y ayudante.

La zona ya estaba en calma y Noor-Eldeen decidió sacar fotos de los restos de los enfrentamientos. Una de ellas la del cristal roto por una bala con unas mujeres iraquíes al fondo.

Los acompañaba un grupo de vecinos. Cuando estaban a punto de regresar, fueron tiroteados y rematados por los disparos del cañón de un helicóptero Apache del ejército de EEUU. En total murieron 15 personas.

En el momento de ser abatido, la cámara de Noor-Eldeen lanzó un último disparo desde el suelo en el que se ve la cabeza del fotógrafo y el muro junto al que murió.

 

Sospechas de Reuters

La cadena Reuters sospechó que Noor-Eldeen había sido disparado por los estadounidenses. El mando militar lo negó y dijo que en la zona se había producido un enfrentamiento con insurgentes iraquíes fuertemente armados. Un equipo de la agencia de noticias fue autorizado a ver la cinta pero no a llevarse la copia que solicitaron entonces.

Casi tres años después la versión oficial ha quedado desmontada gracias a la web WikiLeaks. En el vídeo se puede ver como Noor-Eldeen y Chmagh caminan tranquilamente con un grupo de personas. No se aprecia ni por asomo ninguna actitud hostil, como dijo entonces el Pentágono para justificar las muertes.

El vídeo va acompañado con el audio de las conversaciones entre los pilotos del Apache y sus mandos militares. Tras elevar su imaginación a un nivel superior y ver incluso un lanzacohetes, muestran su iniciativa sanguinaria al dirigirse a su superior: 'vamos, déjanos disparar'.

Al terminar se ríen a carcajadas y se deleitan con los cadáveres 'mira esos bastardos muertos' y tampoco muestran ninguna lastima por los dos niños heridos por sus disparos: 'es culpa suya por meterlos en una batalla'.