Público
Público

Los Matazetas siembran el pánico en Veracruz con 32 nuevas víctimas

El grupo que lucha contra el cártel de Los Zetas se autoproclama "el brazo armado del pueblo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las masacres no cesan en México. Dos semanas después de que 35 cadáveres aparecieran tirados en plena calle de la zona turística del Puerto de Veracruz, el Ejército encontró ayer 32 cuerpos más en tres casas de la misma ciudad.

El hallazgo ocurrió después de que la Policía detuviese a ocho presuntos Matazetas, un nuevo grupo delincuente que surgió a raíz de las divisiones en la estructura del tráfico de drogas tras la muerte en 2010 de uno de los líderes del poderoso cártel de Sinaloa.

Los Matazetas han saltado a la escena pública en el último mes al colgar varios vídeos en YouTube. En la última grabación, cinco encapuchados, sin armas, vestidos de negro y con una botella de agua cada uno, se autoproclaman el 'brazo armado del pueblo' en su misión de 'erradicar' en 'igualdad de condiciones' al sanguinario cártel de Los Zetas, que siembra el pánico en el estado de Veracruz.

La Policía considera que los Matazetas, también denominados Jalisco Nueva Generación, son los 'presumibles' responsables de la masacre de ayer y de los 35 asesinatos del 20 de septiembre. El cártel habría matado a 67 personas en apenas dos semanas.

La banda criminal pide disculpas, en otro vídeo, por la violencia registrada en Veracruz. 'Si con nuestros actos ofendimos a la sociedad, al pueblo de México, les pedimos disculpas. Nuestra intención es hacerle saber a la gente de Veracruz que este flagelo de la sociedad (Los Zetas) no son invencibles', aseguran.

La Policía informó ayer que fueron los ocho Matazetas detenidos quienes revelaron el paradero de los 32 cadáveres. Una revelación que ha hecho que se multipliquen las voces que relacionan al grupo paramilitar con las Fuerzas de Seguridad. El Gobierno deploró, por su parte, unos crímenes que 'dejan de lado la vía legal como principio garante de la protección de los derechos fundamentales de las personas'.

Para el analista José Gil, este cártel es 'la expresión más nítida de la crisis del Estado', porque considera que 'está tomando el papel de persecución y justicia que las autoridades no han realizado'.

Edgardo Buscaglia, el principal experto en crimen organizado en el país, estima que hay 167 grupos paramilitares en México. Buscaglia aseguró ayer, en declaraciones a BBC Mundo, que estas bandas 'no tienen que tener un trasfondo ideológico o trabajar bajo las órdenes directas del Estado'. 'Hay casos de policías que realizan el trabajo sucio a los grupos criminales, limpiando las regiones de grupos adversarios. Eso sucede en todo el país, son extensiones del Estado, agentes que utilizan activos, vehículos o dependencias del Estado para realizar esas tareas', agregó.