Público
Público

La mayoría de los estadounidenses suspende a Obama por primera vez

El 51% desaprueba la gestión del presidente de EEUU, según un estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por primera vez desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2009, la mayoría de los estadounidenses suspenden a Obama. En una encuesta del diario The Wall Street Journal y la cadena de televisión NBC, el 51% de los entrevistados desaprueba la gestión del presidente de EEUU, frente al 44% que la aprueba. De todos modos, añade el diario, 'la mayoría de los encuestados todavía dice que Obama heredó los problemas económicos del presidente George W. Bush, y que no los causó él'.  

El estudio se basa en 1.000 entrevistas realizadas entre el 27 y el 31 de agosto. La economía estadounidense entró en recesión en diciembre de 2007 y salió de ella en julio de 2009, pero aún ahora y, según esta encuesta, más del 70% de los entrevistados cree que la situación económica no ha tocado fondo todavía y que se encuentra en 'un nivel pesimismo que no se veía desde finales de 2008', según el diario.

Los resultados de la encuesta sugieren que el 44% se inclina a votar a un candidato republicano en las elecciones presidenciales del año próximo, comparado con el 40% que estaría dispuesto a reelegir a Obama. En junio, en una encuesta similar, Obama tenía una ventaja de 45 a 40%. 'El presidente está perdiendo apoyo de grupos clave incluidos los votantes independientes, las mujeres y los hispanos', comenta el diario.

'Obama heredó los problemas de Bush', opina la mayoría de los encuestados

La opinión negativa acerca del mandatario estadounidense alcanzó el mes pasado el 56% entre los trabajadores de fábricas. Uno de los sectores que apoyó la candidatura de Obama en 2008 fue el de los sindicatos, pero en la encuesta casi el 49% de los miembros de estas representaciones de trabajadores tienen una opinión negativa de la gestión de Obama.

Obama anunciará este jueves un plan para la creación de empleo, en un discurso que pronunciará ante una sesión conjunta del Congreso de Estados Unidos. A dos años de terminada la recesión el índice oficial de desempleo se mantiene por encima del 9%, y la economía no crece al ritmo suficiente como para recuperar los más de 8,4 millones de puestos de trabajo perdidos en la recesión.