Público
Público

McCain afianza su posición y ya se fija en Obama

Huckabee “mantiene las cosas interesantes, un poquito demasiado quizás”, comentó McCain con una sonrisa al alabar el humor de su contrincante.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Poco a poco. Con sus últimas victorias, John McCain se va acercando al número de delegados necesarios para confirmar, de una vez por todas, su candidatura oficial. Ya tiene 812. Debe llegar a 1.191. La presencia de Mike Huckabee, que sigue llevándose el voto más conservador, complica sus cálculos. Pero, en principio, no será por mucho tiempo.

El veterano senador por Arizona consiguió buenos resultados, aunque no rotundos triunfos, en Maryland (55%), Virginia (50%) y el Distrito de Columbia (68%), aunque se le volvieron a escapar los electores más conservadores, que apoyaron la única opción todavía en pie, Mike Huckabee, que ha prometido no abandonar hasta que su rival franquee la barrera numérica necesaria.

Las cosas interesantes 

Huckabee “mantiene las cosas interesantes, un poquito demasiado quizás”, comentó McCain con una sonrisa al alabar el humor de su contrincante. Su director de campaña, Rick Davis, aseguró, mientras, que el ex pastor baptista necesitaría un 123% de los delegados restantes para suponer una auténtica amenaza.

McCain ha empezado a atacar al que considera su futuro rival en noviembre, Barack Obama. “La esperanza, amigos míos, es algo muy poderoso. Lo sé mejor que muchos, porque he visto cómo las esperanzas de los hombres pueden ser puestas a prueba de forma cruel” dijo McCain al saborear su victoria, “pero animar a un país sólo con retórica más que con ideas demostradas y sensatas no es una promesa de esperanza. Es un tópico”.

Hasta ahora, los republicanos han dirigido sus invectivas contra Hillary, su bestia negra particular desde la época de Bill Clinton. En las próximas semanas, y aunque las primarias demócratas aún no han finalizado, comenzarán a lanzar sus dardos sobre Obama. Sería peligroso para ellos que tardaran demasiado tiempo. Casi todos los sondeos le dan ventaja en un hipotético enfrentamiento con McCain