Publicado: 03.08.2014 23:40 |Actualizado: 03.08.2014 23:40

Médicos Sin Fronteras: "La población de Gaza es rehén; la situación es crítica"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Tristeza, rabia, frustración". Son los sentimientos que provoca en quienes tienen el oficio de salvar vidas, la máquina de quitarlas en que se ha convertido Israel y su operación de sarcástico bautizo Margen Protector.

A pesar de la década de experiencia altruista en Palestina, desde hace casi un mes el trabajo del equipo de Médicos sin Fronteras en Gaza se ha convertido casi un imposible, no sólo por las bombas que no distinguen cuarteles de hospitales, sino por el bloqueo israelí que no permite la entrada de alimentos o material médico ni el suministro de luz o agua.

"La población de la Franja es rehén" dice -y es suave- Juan Carlos Cano, el coordinador de la organización en los Territorios Ocupados. Es el comandante de la veintena de titanes que no entiende de desaliento y, aún así, saca un rato para colocarse detrás de la cuenta de Twitter @MSF_Espana y atendernos a 140.

¿Qué nombre tiene lo que MSF está viendo -y viviendo- en Gaza?

Una tragedia que se repite demasiadas veces. Israel debe dejar de bombardear a civiles y a las estructuras médicas que tratan de asistirlos

 Alguien describía la Franja como "un campo de concentración al aire libre"...

La población de la Franja es rehén, casi no entra ni sale nada ni nadie.

Y dentro... Gaza ahora mismo está...

Carente de casi todo. La situación sanitaria es crítica: hacinamiento, falta de agua, cortes de luz, dificultad para suministrar alimentos...

Circunstancias que se suceden y superponen a causa de la intensidad de los bombardeos sin olvidar el bloqueo que Gaza sufre desde 2007.

Por ejemplo, de los 15 centros de salud de la ciudad de Gaza solo funcionan 4. 13 hospitales, 10 clínicas y 12 ambulancias han sido dañadas.

1.800  muertos, más de 9.000 heridos... Los vivos, rehenes, ¿dónde van; qué escapatoria tienen?

Se estima en más 240.000 las personas desplazadas. No solo porque hayan perdido sus casas sino porque tienen miedo de volver a ellas.

Seguro que hay alguna historia especialmente punzante...

Todas lo son. Mis compañeros del equipo que trabaja en el hospital de Al Shifa cuentan casos terribles, como el de un niño de 10 años.

Sufría síndrome de aplastamiento, quemaduras y traumatismos. Tenía 100 heridas en todo el cuerpo a causa de la explosión que destruyó su casa.

Sin embargo, pudieron salvarle la vida.

¿Cómo es su tarea ahora mismo en la Franja?

Tenemos 10 trabajadores internacionales y una docena de trabajadores palestinos. MSF trabaja en Gaza desde hace más de 10 años

Ahora nuestro personal proporciona apoyo el hospital Al Shifa, con un equipo quirúrgico completo y equipamiento médico de emergencia.

MSF también ha efectuado donaciones de sus dos reservas de emergencia a la farmacia central.

La clínica postoperatoria de MSF funciona solo entre el 10% y el 30% de su capacidad. La intensidad de los bombardeos impide el acceso a los pacientes.

¿Qué sentimiento provoca el tratar de salvar vidas frente a una apisonadora cuyo oficio es quitarlas?

Tristeza, rabia, frustración, pero no por ello dejamos de trabajar 24/7 para ayudar. Es nuestra identidad.

...y  miedo, imagino.

Varios hospitales donde trabajamos han sido bombardeados y así lo denunciamos. El miedo o la preocupación van con el oficio humanitario.

Visto desde la comodidad de casa resulta inexplicable lo que está pasando. Sobre el terreno ¿tiene alguna explicación?

Tampoco, pero eso no nos frena: nuestros equipos en el terreno -en Gaza, en RCA, en Sudán del Sur- se centran en aliviar el sufrimiento.

La comunidad internacional ¿qué?  A nivel político, poco o nada. A nivel operativo o logístico ¿está MSF satisfecha?

Actualmente la Franja está bloqueada. Es casi imposible introducir material o personal.

La prioridad es que la comunidad internacional consiga que los enfrentamientos se detengan.

¿Apoya el Gobierno de España?

Es parte de la comunidad internacional.

¿Y Hamas? ¿Ayuda?

MSF es independiente y no colabora con ninguna de las partes en conflicto. A ambas pedimos que respeten a los civiles y a los centros y profesionales sanitarios.

MSF es también nuestros ojos en Gaza, a través de TW  por ejemplo. Pero el mundo  -y no hablo de los políticos- ¿para dónde mira?

Hay muchos mundos y mucha gente que mira hacia ellos y trata de ayudar a quienes lo pasan peor, ya sea en Gaza o en otras crisis humanitarias.

¿Qué ayuda tiene MSF?

Tenemos el apoyo de más de 320.000 socios; en su apoyo reside nuestra independencia.

Gaza nos duele a todos. Pero ¿qué pasa con Siria?

Los focos se han movido hacia otras crisis pero el conflicto continúa.

Las últimas noticias es que dos coches bomba estallaron en dos mercados, en pleno ramadán, cuando mucha gente estaba comprando.

Uno de esos coches acabó con la vida de un trabajador humanitario sirio de MSF.

O Irak, otra guerra interminable de la que ya no nos acordamos

Nuestros compañeros allí explican que las zonas devastadas por la guerra son un páramo en términos de atención sanitaria. 

Vemos con enorme preocupación el hecho de que se ataquen centros de salud y hospitales con total impunidad en Gaza, en Irak o en Sudán del Sur.

Para su organización debe de ser doloroso el consumismo informativo al que acostumbramos. Hoy lloramos todos por Gaza. Mañana...

Sí, pero esta sucesión de crisis y acontecimientos informativos no pueden hacer que perdamos la capacidad de conmovernos, es lo que nos hace humanos.

Para quienes no quieran mirar a otro lado ¿cómo colaborar con Médicos Sin Fronteras?

Difundiendo lo que pasa en las crisis en las que trabajamos, colaborando si pueden con donativos y, aquellos que puedan por formación, sumándose a nuestros equipos.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-la-onu-deberia-intervenir-en-el-conflicto-entre-israel-y-palestina