Público
Público

Medio ambiente Detenido el líder indígena que lucha contra una hidroeléctrica de ACS en Guatemala

Bernardo Caal Xol es conocido por su oposición a los megaproyectos que están afectando los territorios colindantes al río Cahabón, donde viven 29.000 personas.

Publicidad
Media: 4.40
Votos: 5

El líder indígena Bernardo Caal Xol

Bernardo Caal Xol, líder indígena Q’eqchi’ por la defensa del río Cahabón (Guatemala) y uno de los principales opositores a los megaproyectos hidroeléctricos que se están construyendo en la zona, ha sido detenido por las autoridades del país en un acto que las organizaciones por los derechos humanos ven como un claro intento de “criminalizarle”.

Caal ha denunciado públicamente las ilegalidades en el otorgamiento de licencias ambientales y concesiones para la construcción de varios proyectos de empresas extranjeras en el departamento de Alta Verapaz. El mayor de estos proyectos es el complejo Renade, que está siendo construido por la empresa Corporación Multiinversiones y en la que colabora en calidad de subcontratista el Grupo Cobra (del Grupo ACS), empresa presidida por Florentino Pérez.

Su figura se hizo conocida alcanzó relevancia social tras encabezar la denuncia judicial y pública contra la hidroeléctrica Oxec, que afecta también al mismo río Cahabón y que había destruido el bosque circundante. Una sentencia reciente permite que la empresa siga adelante tras el pago de una multa de 470.00 euros, sin considerar la consulta comunitaria ‘autoconvocada’ por los Q’eqchi’es en agosto pasado en la que ganó por mayoría el ‘no’ al proyecto. Es la única consulta que se ha realizado, pese a que los convenios internacionales obligan a los estados a hacer una consulta previa a las comunidades indígenas afectadas en su territorio.

Soy un preso político que se encuentra en esta situación por denunciar el secuestro de los ríos, por declarar que los están matando, pero lo voy a seguir haciendo, denunciando lo que acontece al pueblo Q’eqchi’, el saqueo de su territorio. El Ministerio Público no pudo demostrar las acusaciones anteriores y ahora sale con otras. El objetivo es callar e intimidar a la gente”, manifestó Caal momentos antes de ser encarcelado.

Caal fue arrestado en la localidad de Cobán cuando se encontraba en la sede judicial para responder a una acusación previa por estafa en la que se trató de imputarle en el marco de un conflicto laboral. Una vez allí le notificaron otros delitos (robo, instigación a delinquir, amenazas y detenciones ilegales) con los que se procedió a su dentención.

Hace unos meses, el líder indígena declaró que temía “acabar como Berta Cáceres”, en alusión a la líder hondureña asesinada en 2016 por oponerse a proyectos hidroeléctricos en su país. De hecho, el pasado año, Bernardo Caal tuvo que permanecer escondido varios meses, después de que se dictara una orden de captura contra él y tras sufrir numerosas amenazas personales.

Las obras de estas dos hidroeléctricas, Renace y Oxec, han provocado numerosas manifestaciones y protestas en la capital, Ciudad de Guatemala. En marzo de 2017 la Cámara de Comercio de España en Guatemala hizo un comunicado público en el que solicitó a las autoridades judiciales gualtemaltecas que iniciaran “persecuciones penales” contra los líderes que se manifestaban en la capital del país, entre los que estaba Bernardo Caal, por considerar que alteraban el orden público.

Las organizaciones Alianza por la Solidaridad, Greenpeace España y el Colectivo Madreselva de Guatemala han exigido su “inmediata” puesta en libertad. Además, las dos ONG españolas han lanzado una campaña de recogida de firmas dirigidas a la Embajada de Guatemala en España para que el Estado de Guatemala promueva la libertad del líder indígena y proteja a los defensores de los ataques y amenazas que sufren en el país.

Por otro lado, Alianza por la Solidaridad ha recogido más de 25.700 firmas exigiendo a la empresa española Grupo ACS que paralice su participación en la obra en tanto no se respetan los derechos humanos y del territorio de las comunidades Q’eqchi’. Junto con el Colectivo Madreselva y acompañadas de Greenpace España, las entregaron en la sede de ACS de Madrid en noviembre de 2017.