Público
Público

Medio millón de casos de cólera y 2.000 muertes desde inicio de epidemia en Yemen

La devastadora guerra civil, la interrupción del suministro de agua y el deterioro en las condiciones higiénicas y sanitarias han acelerado la propagación de la enfermedad

Publicidad
Media: 3
Votos: 3
Comentarios:

Un voluntario carga con paquetes de higiene proporcionados por Unicef para hacer frente al brote de cólera en Yemen. REUTERS/Khaled Abdullah

Más de medio millón de personas se ha contagiado de cólera en Yemen desde que empezó la epidemia hace cuatro meses y 1.975 individuos han perdido la vida, dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Cada día se presentan 5.000 nuevos casos de la enfermedad que produce fuertes diarreas y deshidratación, en un país donde el sistema de salud ha colapsado luego de más de dos años de conflicto, sostuvo el organismo.

"El número total de presuntos casos de cólera en Yemen este año llegó a medio millón el domingo y casi 2.000 personas han muerto desde que el brote comenzó a esparcirse velozmente a fines de abril", dijo la OMS en un comunicado. "La propagación de cólera se ha desacelerado de manera significativa en algunas áreas, en comparación a los niveles máximos, pero la enfermedad aún se está expandiendo rápido en distritos que recién empezaron a verse afectados, donde ahora se están registrando enormes volúmenes de casos", sostuvo la OMS, que reportó un total de 503.484 contagios en Yemen.

Cada día se infectan en Yemen 5.000 personas, señaló la OMS 

La enfermedad, que se contagia a partir de la ingesta de alimentos y agua contaminada con heces humanas, puede matar en cuestión de horas a una persona si no recibe atención médica. Ha sido erradicada casi por completo de los países desarrollados, equipados con sistemas sanitarios y de tratamiento de aguas.

Pero la devastadora guerra civil de Yemen, que enfrenta a una coalición respaldada por fuerzas de Arabia Saudita con los rebeldes hutíes apoyados por Irán, y el colapso de su economía, han dificultado los esfuerzos de las autoridades por abordar catástrofes como el cólera y la hambruna.

Ciudadanos yemeníes llenan sus bidones de un camión cisterna de las organizaciones humanitarias. REUTERS/Khaled Abdullah

Millones de personas no tienen agua potable y la recogida de basura ha dejado de funcionar en las grandes ciudades. Además, el sistema sanitario está colapsando, dado que más de la mitad de los centros de salud están cerrados por los daños sufridos por el conflicto, al encontrarse destruidos o por la falta de fondos.

Además, la escasez de medicinas y suministros médicos es persistente y extendida y 30.000 trabajadores sanitarios no han recibido sus salarios en casi un año, según la OMS.

"Los trabajadores de la salud operan en condiciones imposibles. Miles de personas están enfermas pero no hay suficientes hospitales, suficientes medicinas, suficiente agua potable. Estos médicos y estas enfermeras son el pilar de la respuesta sanitaria, sin los que no podemos hacer nada en Yemen", señaló en la nota el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La Organización Mundial de la Salud y sus socios trabajan las 24 horas del día para instalar centros de tratamiento del cólera, de rehabilitación y para proporcionar suministros médicos y apoyo a las autoridades sanitarias nacionales.

Más del 99 % de las personas sospechosas de tener el cólera que han accedido a los servicios de salud sobrevive, destacó la OMS, que señaló no obstante que casi 15 millones de personas no reciben atención médica básica.