Público
Público

Cada menor iba a venderse por 25.000 dólares

Diez estadounidenses detenidos por tráfico de menores por tratar de vender a los niños

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Cultura y Comunicación de Haití, Marie Laurence Lasegne, afirmó ayer que el objetivo de los diez estadounidenses detenidos por tráfico de menores era vender a los niños por 25.000 dólares cada uno.

Lasegne no aclaró dónde serán juzgados los delincuentes, si en Haití (donde las instalaciones judiciales y penitenciarias están destruidas) o si serán deportados a Estados Unidos. 'Se seguirá un proceso democrático, será la Justicia, y no nosotros [el Gobierno haitiano], quien decidirá si son o no culpables', señaló.

La portavoz del Ejecutivo denunció que el caso no es 'aislado' y que se han producido otras salidas ilegales de menores.

'Con la detención de los estadounidenses se demuestra que no era cosa de nuestra imaginación, que estábamos denunciando por algo', alertaba ayer Francoise Vanni, portavoz del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) en Haití. Vanni se refería a las advertencias que, a los pocos días del terremoto, efectuó la agencia de Naciones Unidas de que había descontrol en la salida de niños del país.

Ahora, el arresto de un grupo de estadounidenses que pretendía sacar a 33 supuestos huérfanos a través de la frontera con República Dominicana ha dado la razón a la ONU y ha vuelto a disparar todas las alertas. En Unicef insisten en que la adopción internacional debe ser la última salida para estos pequeños, y que la primera es 'la reagrupación familiar'. 'Tras el tsunami, hubo casos de niños que encontraron a sus familiares dos años después', afirma Vanni, que insiste en que, en cualquier caso, la adopción internacional tiene que discurrir siempre dentro de la legalidad.

Durante los primeros días tras el terremoto, el aeropuerto de Puerto Príncipe era un descontrol. Unicef cifró en más de un centenar los casos de salida de críos hacia otros países que no estaban del todo claras. 'Al menos en una ocasión un menor ha salido del país porque la persona que se lo llevó se limitó a decir en el aeropuerto que era el hijo de su hermana muerta', dijo Julie Bergeron, de Unicef. La agencia señala que detrás del rapto de los críos hay desde un negocio de trata de personas hasta gente que pretende hacerlo con las mejores intenciones.

Unicef y ONG como Save the Children pretenden parar a ambos tipos de delincuentes. Por ejemplo, la asociación Refugio de Niños Nueva Vida afirma en su página web que su misión, encomendada por Dios, es sacar a niños haitianos 'como sea' del país: niños huérfanos, que deambulan por las calles, que están en los hospitales, dice la página web.

Para frenar este tipo de acciones, Unicef ha mandado personal al aeropuerto y a la frontera terrestre y está haciendo una campaña de sensibilización con la policía aeroportuaria y con el personal de los hospitales.