Publicado: 07.10.2015 18:24 |Actualizado: 07.10.2015 18:24

Merkel asegura que el sistema de asilo está "obsoleto" y que la crisis de refugiados afectará a Europa

La canciller alemana afirma que el número de refugiados que llega a Europa "cambia la agenda diaria" de la Unión Europea porque supone un reto "para nuestros valores y los intereses".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La canciller alemana, Angela Merkel, se pronuncia ante el Parlamento Europeo

La canciller alemana, Angela Merkel, se pronuncia ante el Parlamento Europeo

FRANCIA.- La canciller alemana, Angela Merkel, ha declarado que la normativa de Dublín encargada de regular el asilo en la Unión Europea está "obsoleta", y ha propuesto un nuevo sistema de reparto equitativo y justo de los refugiados entre los Estados miembros de los refugiados, debido a la crisis que, aseguró, transformará Europa.



"Honestamente, el sistema Dublín en su estado actual en la práctica está obsoleto. Tenía buenas intenciones pero ha demostrado no ser sostenible. Por eso abogo por un nuevo procedimiento para un reparto justo y solidario", señaló Merkel en una alocución ante el pleno del Parlamento Europeo junto al presidente francés, François Hollande.

Merkel habló ante los eurodiputados en "momentos en que Europa tiene por delante de nuevo un gran reto, una prueba de dimensiones históricas", sostuvo, en referencia a los miles de personas que huyen de conflictos y de la persecución para buscar protección en Europa, especialmente sirios.

La canciller admitió que ni Europa, ni sus socios transatlánticos, en referencia a EEUU, han podido lograr con sus esfuerzos diplomáticos y políticos que llegue la paz a Siria, tampoco han conseguido evitar el "reforzamiento" del Estado Islámico en ese país árabe y en Irak, ni llenar el "vacío de poder" en Libia.

Según Merkel, el extremadamente gran número de refugiados que llega a Europa, el mayor desde la Segunda Guerra Mundial, "cambia la agenda diaria" de la Unión Europea porque supone un reto "para nuestros valores y los intereses".

"Nadie abandona su país ligeramente, tampoco los que vienen por motivos económicos, pero a éstos les debemos decir que no pueden quedarse, precisamente para que podamos ayudar realmente a los que necesitan nuestra protección", recalcó la canciller alemana.

En su opinión, Europa tiene que enfocar más su política exterior y de desarrollo hacia la solución de esos conflictos y en la lucha contra las raíces que provocan que tantos refugiados huyan a Europa, y la UE tiene que "hacer más financieramente".

Todas estas decisiones deben "tomarse rápidamente", enfatizó Merkel, quien resumió que todo ello "va a cambiar de nuevo a Europa", al igual que lo hicieron profundamente hace 25 años las revoluciones pacíficas en Centroeuropa y el este de Europa y que tuvieron su máxima expresión en la reunificación de Alemania.

"Necesitamos un proceso político para solucionar el conflicto en Siria, con todos los actores regionales e internacionales y con un papel reforzado de Europa", recalcó, y "tenemos que ayudar a los estados vecinos de Siria", para lo que es clave el diálogo con Turquía y crear un gobierno de unidad nacional en Libia, añadió.

Europa en todo esto no puede cerrarse al mundo o desvincularse de los acontecimientos globales, y tampoco puede someterse a la "tentación de regresar a las actuaciones a escala nacional".

"Justo ahora necesitamos más Europa. Más que nunca necesitamos la valentía y la unidad que Europa siempre ha demostrado cuando hacía falta", señaló, y solo "juntos podremos luchar contra las causas mundiales de la crisis de refugiados y solo unidos podemos establecer los centros de registros e identificación y proteger mejor las fronteras exteriores de la UE", destacó.

Todo ello sin amenazar a "la Europa sin fronteras", insistió.

"Tenemos que admitir, incluso si intentáramos aislarnos completamente (...) no solucionaríamos ningún problema, sino que se agrandarían", agregó.

"Solo juntos lograremos acuerdos de devolución y solo juntos lograremos un reparto justo y adecuado entre todos los Estados miembros", sostuvo, al igual que de forma unida Europa podrá afrontar la enorme labor de la integración de los refugiados, concluyó Merkel.