Público
Público

Merkel también pierde en Berlín

El SPD gana los comicios legislativos en la capital alemana al alcanzar un 28,5% de votos. Los Piratas entran en el Parlamento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El CDU de Merkel volvió a perder este domingo otras elecciones regionales en Alemania, las sextas de siete comicios, al quedarse con un 23% de los votos en Berlín.

Como se esperaba, el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) ha ganado los comicios legislativos de la ciudad estado de Berlín con un 28,5% de votos, según coinciden en señalar los sondeos a pie de urna de la primera y la segunda cadena de la televisión alemana al cierre de los colegios electorales.

Es la tercera victoria consecutiva para el SPD en la capital alemana, donde gobierna desde 2011.

En los últimos comicios regionales del maratoniano año electoral alemán, la sensación corrió por cuenta de la formación rebelde Los Piratas, a los que el sondeo adjudica un 9,0% y el acceso por primera vez a la cámara de un estado federado germano.

La Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller federal, Angela Merkel, habría alcanzado un 23,0% de votos, Los Verdes un 18,5, y La Izquierda un 11,5, mientras que el Partido Liberal (FDP) quedaría fuera del parlamento berlinés al sumar solo un 2,0 %, lo que supone un nuevo revés para el socio menor de la coalición de Merkel.

El partido de la canciller inició su caída libre en mayo de 2010, cuando perdió el mayor estado de Alemania, Renania del Norte-Westfalia. Con esta derrota, Merkel perdió la mayoría en el Bundesrat (Consejo Federal), haciéndole más difíciles las posibles reformas. La debacle continuó con Hamburgo, la segunda ciudad del país y Baden-Wurttemberg, el mayor baluarte democristiano desde los últimos 60 años.

La situación actual apunta a una razón fundamental para explicar la debacle del CDU, y esta no es otra que la economía. Merkel apostó por ampliar el fondo europeo de estabilidad financiera, en contra de la opinión de la mayoría de la sociedad germana. De esta forma, Merkel ha recibido críticas por parte de voces importantes como el presidente de la República federal, Christian Wulff, o el excanciller Helmut Kohl. 

Aparte del declive económico, Merkel tampoco ha contado con el apoyo de la sociedad alemana con respecto a ciertas medidas. Entre las decisiones impopulares están la suspensión del servicio militar obligatorio, o el fin de la energía nuclear en Alemania para 2014, tras el desastre de Fukushima, una medida con claras intenciones electoralistas y que fue percibida de forma negativa por los votantes.