Público
Público

Merkel vuelve al discurso más conservador

La canciller alemana es reelegida como presidenta de la Unión Democristiana con el 90% de los votos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La canciller alemana Angela Merkel dio uno de los discursos de tintes más conservadores que se le recuerdan para meterse en el bolsillo a los delegados del congreso de la Unión Democristiana (CDU) que se celebra estos días en Karlsruhe, en el sur del país. Tras meses de críticas internas, sondeos desfavorables y una creciente decepción en las propias filas con la labor del Gobierno de coalición entre conservadores y liberales, Merkel fue reelegida como líder del partido con el 90,4% de los delegados. Un resultado aceptable dadas las circunstancias, aunque lejos de los niveles de apoyo de otros años.

'El problema de Alemania no es que haya demasiado islam, sino que hace falta más cristianismo', fue una de las frases que arrancó aplausos del público. Buena parte de las bases democristianas están molestas con el giro hacia el centro emprendido por la canciller en los últimos años. Merkel recordó al papa Juan Pablo II, defendió la importancia de la familia en la sociedad e hizo guiños a la preocupación por la inmigración al exigir que los extranjeros deban aprender alemán si quieren vivir en el país.

'No es que haya demasiado islam, sino que hace falta más cristianismo'

La canciller, muy criticada últimamente en el extranjero por su actuación en la crisis financiera mundial, defendió el modelo económico alemán, basado en las exportaciones. 'Hemos sacado a Alemania de la peor crisis', aseguró.

También hubo un poco de autocrítica cuando la canciller reconoció que la coalición de CDU y FDP no ha sabido vender bien su trabajo. Desde hace semanas, los socios de Gobierno andan por detrás de la fuerza combinada de socialdemócratas (SPD) y verdes en todos los sondeos.

La derrota electoral del gobierno conservador-liberal en Renania del Norte Westfalia en mayo pasado asestó un duro golpe a la coalición en Berlín. Además, dejó al Ejecutivo de Merkel sin mayoría en el Bundesrat, la cámara alta del Parlamento alemán.

Socialdemócratas y verdes superan a la CDU y al FDP en las encuestas

En marzo próximo, la CDU podría verse sacudida por un terremoto aún mayor si pierde las elecciones en Baden Württemberg, el más importante de sus feudos históricos. También en este land, SPD y verdes superan a conservadores y liberales en las encuestas. Una derrota pondría a Merkel en serios aprietos, ya que reabriría el debate sobre su sucesión, que parece estar cerrado de momento con ese 90% de apoyo del congreso de Karlsruhe.

En primera línea para la sucesión se han colocado la ministra de Trabajo, Ursula von der Leyen, y el de Medio Ambiente, Norbert Röttgen. Ambos fueron elegidos vicepresidentes de la CDU, aunque sus perfiles no corresponden precisamente al conservador clásico. El gran favorito a suceder a Merkel, sin embargo, es el flamante ministro de Defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg, de la hermanada Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera.

DISPLAY CONNECTORS, SL.