Público
Público

Merkel y Sarkozy impulsan el rescate europeo de Grecia

El diario 'Le Monde' asegura que Francia y Alemania presentarán un plan para rescatar al país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con una incógnita despejada y diversas variables por resolver, los jefes de Gobierno de la Unión Europea (UE) aterrizan hoy en Bruselas para una cumbre repentinamente protagonizada por el rescate de la economía griega. Los mercados dan por seguro que habrá un plan de apoyo, y Alemania y Francia se han comprometido a esbozarlo hoy, según un portavoz de Nicolas Sarkozy citado por el rotativo Le Monde.

Con ese objetivo, los ministros de Economía de la eurozona, al igual que el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), se reunieron ayer de urgencia, a través de conferencias telefónicas, para analizar los riesgos de un colapso de Grecia y discutir las distintas fórmulas de ayuda. 'Hay que ayudar a Grecia, claro que sí. Y lo va a hacer Europa y el Eurogrupo', prometió el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a última hora de ayer a su llegada a Bruselas. El rescate, o al menos la garantía del rescate, es considerado en Bruselas una decisión inevitable para evitar una amenaza mayor para la eurozona.

Zapatero: 'Hay que ayudar a Grecia, y lo harán la UE y la zona del euro'

Sin embargo, su materialización era ayer motivo de discusión. Fuentes del Ejecutivo alemán, clave en el diseño de cualquier salvavidas, reconocieron que se estaban discutiendo las diferentes opciones, pero que todavía no hay 'una decisión para proporcionar tal ayuda' de inmediato. Según Alemania, es Grecia la que de momento puede solucionar su problema, por lo que se le pedirán garantías a cambio de cualquier apoyo europeo extraordinario. Por su parte, Bruselas no espera una decisión articulada hoy, aunque sí una declaración de apoyo para tranquilizar a los mercados al mismo tiempo que se condiciona la ayuda al éxito de las reformas de Atenas.

'No podemos dejar caer a Grecia', transmitía ayer el Elíseo, justificando sus negociaciones con Angela Merkel en base a la simple capacidad económica de ambos países, los más grandes de la zona euro. El Gobierno griego estima que este año necesitará 53.000 millones de euros para evitar el colapso y refinanciar su deuda. Los esfuerzos del primer ministro, Yorgos Papandreu, están lejos por el momento de alcanzar la cifra, por lo que la zona euro sopesa herméticamente sus opciones de socorro.

Entre estas posibilidades están un préstamo directo de los Estados miembros, creando un fondo similar al que ya han utilizado países que no pertenecen a la unión monetaria, como Hungría, Rumanía o Letonia, o el adelanto de los fondos estructurales que le corresponden a Grecia hasta 2013, de los cuales 18.000 millones no han sido todavía abonados. Para la Comisión Europea, cualquiera de estas soluciones es preferible a la llamada de socorro a Washington, sede del Fondo Monetario Internacional, del que Grecia es miembro.

El rescate se juzga inevitable para evitar males mayores

La presidencia española de la UE trabaja activamente por una solución, que tendrá que desarrollar en los consejos de ministros de Economía presididos por Elena Salgado. España 'está participando' en las negociaciones y será 'protagonista de la solución', prometió la vicepresidenta económica.