Público
Público

Una mexicana obtendrá la nacionalidad estadounidense 101 años después de cruzar la frontera

Confiesa que no pidió antes la ciudadanía porque su marido no quería ser de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

101 años después de haber cruzado el Río Grande en brazos de su madre, la mexicana Eulalia García Maturey se convertirá en ciudadana estadounidense durante una ceremonia que se llevará a cabo en Brownsville, Texas, su ciudad de acogida. Eulalia desembarcó en esa localidad fronteriza el 12 de octubre de 1909, día en que cumplió ocho meses de vida, procedente de Matamoros, México, desde dónde zarpó el ferry que transportó a madre e hija.

En Brownsville se crió, casó y tuvo a sus hijos y en Brownsville le gustaría morir, según ha contado a los medios locales, a quienes ha confesado que si antes no había pedido la ciudadanía es porque su esposo, que murió en 1982, no quería ser estadounidense. Ahora quiere pasar el resto de sus días 'viviendo legalmente en Estados Unidos'. Por fin se sentirá una ciudadana 'libre' y está contenta porque podrá votar en las elecciones legislativas del 2 de noviembre.

Los familiares de Eulalia, quien ha sobrevivido a dos maridos y a sus dos hijos, aseguran que no la ven llorar desde hace años por lo que la gran incógnita es si se emocionará durante la ceremonia de jura. Cuando una cadena de televisión le pregunta al respecto, Eulalia se limita a contestar con un '¿Quién sabe?' en español. Nunca conoció a su padre y abandonó la escuela en primaria para ayudar a su madre, que se ganaba la vida de planchadora. Se casó a los 16 años y su esposo murió cinco años más tarde. Poco después volvió a casarse y tuvo dos hijos.