Publicado: 10.03.2014 09:02 |Actualizado: 10.03.2014 09:02

México confirma la muerte de 'El Chayo', fundador del mayor cartel del narcotráfico de Michoacán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno mexicano asestó hoy un duro golpe al narcotráfico al matar en un choque armado a uno de los principales capos que ya fue dado por muerto hace más de tres años. Se trata de Nazario Moreno González, alias "El Chayo", que lideraba el cártel La Familia Michoacana y que ahora era uno de los dirigentes del grupo criminal que surgió de esa organización, Los Caballeros Templarios.

El Chayo era uno de los personajes más conocidos y temidos del estado suroccidental de Michoacán. Era responsable de extorsiones, secuestros y "múltiples homicidios", según confirmó hoy un portavoz de seguridad del Gobierno, Monte Alejandro Rubido.

El 10 de diciembre del 2010, el entonces portavoz de seguridad, Alejandro Poiré, informó de la muerte del Chayo durante un enfrentamiento registrado el día anterior cerca de la ciudad de Apatzingán, en Michoacán. Oficialmente, su cadáver fue recuperado por sus partidarios, por lo que el Gobierno, entonces presidido por Felipe Calderón, nunca pudo dar pruebas de ese éxito contra el narcotráfico, y con el tiempo la supuesta muerte del Chayo cayó en el descrédito.

En Michoacán, y especialmente en la zona conocida como Tierra Caliente, al Chayo muchos lo daban por vivo. Aunque no aparecía públicamente, seguía operando como uno de los dirigentes de los "templarios", que tienen una fuerte presencia en Michoacóan.

La supuesta muerte del Chayo hace más de tres años quedó finalmente en evidencia cuando el capo del narcotráfico pereció al enfrentarse a militares que querían detenerlo cerca del municipio de Tumbiscatío, en Michoacán. Esta vez sí, las autoridades tienen su cadáver. La identidad fue confirmada comparando las huellas dactilares de los registros oficiales con las tomadas al cuerpo de la persona que se sospechaba podría ser Nazario Moreno. Aun así, están pendientes otros estudios genéticos que serán dados a conocer próximamente, según se anunció oficialmente.

A pesar de que el Gobierno lo daba por muerto desde hace más de tres años, en la zona lo daban por vivo

Al Chayo le seguían la pista desde hace varias semanas. El 7 de febrero fue detenido un "templario" que dijo estar al servicio directo de Nazario Moreno. Once días después fue arrestado un medio hermano suyo, Helodoro Moreno Anguiano.

El cerco se redujo cuando el pasado 7 de marzo las autoridades se incautaron de un vehículo y un equipo de comunicación que se cree era propiedad del Chayo. "Con la información alcanzada, las fuerzas federales establecieron un cerco de seguridad en la zona en que se movía el presunto delincuente, lo que propició que éste disminuyera al máximo su perfil y su seguridad", dice un comunicado oficial difundido hoy.

El portavoz de seguridad del Gobierno mexicano, Monte Alejandro Rubido, que leyó ante los periodistas ese comunicado, no precisó si el capo estaba acompañado de otras personas y si además de él hubo otras víctimas en el choque armado.

La muerte del Chayo se produce después de una cadena de éxitos oficiales contra los "templarios" anotados desde que el Gobierno federal se volcó en ese estado, que algunos analistas creían que estaba al borde de ser considerado como "fallido".

Los "templarios" llegaron a controlar territorios de Michoacán y sus vías, secuestraban, extorsionaban a los productores agrícolas y empresarios de la región y recaudaban cuotas como si se tratara de impuestos, en medio de un vacío de autoridad.

Todo ello motivó el surgimiento, hace un año, de los primeros grupos de civiles armados que se alzaron contra los atropellos de los "templarios", y que con el tiempo se han venido extendiendo por diversos puntos de Michoacán.

Pero el Gobierno de Peña Nieto decidió en enero pasado tomar las riendas de la situación, asumir funciones de seguridad que le correspondían al estado y a los municipios y enviar miles de soldados y policías para garantizar la seguridad en la región. Desde entonces han sido detenidos varios dirigentes de los "templarios". Uno de ellos fue Dionicio Loya Plancarte, alias "El Tío", que también procedía de La Familia Michoacana y que fue apresado el pasado 27 de enero.

Loya Plancarte estaba considerado como uno de los líderes de los "templarios". Los otros eran el Chayo y Servando Gómez, alias "La Tuta", uno de los dirigentes más visibles de este cártel, que está prófugo de la justicia. Además han sido detenidos en las últimas semanas responsables del aparato de seguridad de los "templarios", de las finanzas y hasta el asesor jurídico de Enrique Plancarte, considerado también como importante capo de ese cártel.

Unido a ello, las autoridades han dado un duro golpe a las finanzas de este grupo criminal al decomisar recientemente más de cien mil toneladas de minerales cuyo comercio y exportación ilegal estaba a cargo de los "templarios".