Público
Público

México da por muerto al jefe de Los Zetas, el 'Lazca'

La Armada, tras una llamada ciudadana, tendió una emboscada a Heriberto Lazcano, alias 'El Lazca'. Ayer fue capturado el Ardilla, autor de más de 300 muertes, y el presunto asesino de Marisela Escobedo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

México ha vuelto a asestar un duro golpe al cartel de Los Zetas, uno de los grupos delictivos más peligrosos del mundo. Según, la Secretaría de Marina 'existen fuertes indicios' de que su máximo líder, Heriberto Lazcano Lazcano, ha sido asesinado en un enfrentamiento con miembros de la Armada en el estado norteño de Coahuila.

Una vez realizadas las primeras pruebas forenses a dos presuntos delincuentes que fallecieron en el choque, hay 'fuertes indicios que señalan que uno de los cuerpos es el de Heriberto Lazcano Lazcano', alias El Lazca, el dirigente de Los Zetas, aseguró la Secretaría en un comunicado.

La probable caída de El Lazca se une a la captura de otros dos de los dirigentes más peligrosos de la banda. Ayer se conoció que también habían sido apresados Salvador Alfonso Martínez, alias Ardilla, al que se le atribuyen más de 300 asesinatos, y José Enrique Jiménez Zavala, presunto autor material de la muerte de la activista Marisela Escobedo.

El nuevo golpe contra el crimen organizado se ha fraguado esta pasada madrugada gracias a una denuncia de varios ciudadanos, que alertaron a las autoridades mexicanas de la  presencia de miembros del crimen organizado en el área de Progreso, Coahuila.

Una patrulla se desplazó al lugar para verificar la información y al llegar 'el personal naval (...) fue agredido con granadas desde un vehículo en movimiento, razón por la cual se procedió a repeler la agresión'. En el enfrentamiento, dos presuntos delincuentes fallecieron, mientras que un marino registró heridas por armas de fuego que no pusieron en riesgo su vida, se indica en el texto de la Marina.

El personal naval decomisó dos armas largas, un tubo lanzagranadas con 12 granadas útiles, un tubo lanzacohetes con dos cohetes, cargadores y cartuchos para arma de fuego diversos. Los cuerpos de los dos delincuentes y el material incautado fueron puestos a disposición de las autoridades locales. La Secretaría de Marina 'está en coordinación con las autoridades del estado de Coahuila y estará al tanto de las conclusiones del análisis pericial correspondiente', concluye el comunicado.

El nuevo golpe a Los Zetas se produce un día después de que la Armada capturara al jefe del cartel en el noreste de México y presunto responsable de la muerte de más de 300 personas, incluidos 72 indocumentados en 2010. Se trata de Salvador Alfonso Martínez, alias Ardilla.

Martínez fue capturado en la ciudad de Nuevo Laredo, en la frontera con EEUU, cuando se desplazaba en un vehículo horas después de un enfrentamiento entre personal de la fuerza naval y sicarios 'zetas'.  Las autoridades mexicanas ofrecían una recompensa de hasta 1,2 millones de dólares por información que llevara a su arresto.

El portavoz de la Secretaría de la Marina, José Luis Vergara, indicó que se presume que Martínez también está vinculado con la fuga de 151 reos del penal de Nuevo Laredo, ocurrida en diciembre de 2010, y la de 132 reclusos de la cárcel de Piedras Negras, Coahuila, registrada el 17 de septiembre pasado.

Estas operaciones ocurren en el contexto de la investigación sobre el asesinato en Coahuila de José Eduardo Moreira Rodríguez, hijo de Humberto Moreira, expresidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Las autoridades de Coahuila vinculan el asesinato del joven de 25 años con un enfrentamiento entre fuerzas policiales estatales con el crimen organizado en el que murió el sobrino del número dos de Los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales, alias el Z40.

Martínez, quien se mostró sonriente y desafiante durante la rueda de prensa ofrecida en instalaciones de la fiscalía, es considerado el 'autor intelectual de la muerte de 72 indocumentados' en un rancho del municipio de San Fernando, Tamaulipas, en agosto de 2010. Además, es el presunto responsable de la muerte de más de 200 personas halladas en fosas clandestinas en Tamaulipas, así como del asesinato por propia mano de otras 50 en diferentes partes del país.

Además, este lunes también se conoció la detención en el estado de Chihuahua de José Enrique Jiménez Zavala, presunto autor del homicidio de la activista Marisela Escobedo. El Wicked, como se le conoce, mató a Escobedo en la noche del 16 de diciembre de 2010. Tras un acto en el Palacio de Gobierno estatal para exigir justicia por el asesinato de su hija, Escobedo fue asaltada en plena calle por Jiménez Zavala, que la disparó a bocajarro. El momento del asesinato fue grabado por las cámaras de seguridad y fue difundido por los medios de comunicación.

El detenido confesó ante la Policía el asesinato de esta 'madre coraje' mexicana y reconoció que había aprovechado la oportunidad que se le presentó para cumplir un acuerdo pactado entre Los Zetas y La Línea.  El Wicked también participó en la matanza del bar 'El Colorado', donde fueron asesinadas 16 personas el 20 de abril de 2012.