Publicado: 15.12.2013 23:51 |Actualizado: 15.12.2013 23:51

Michelle Bachelet abre "una nueva etapa" en Chile tras su victoria

La expresidenta socialista se ha impuesto con el 62,26 % de los votos a la candidata de la derecha, Evelyn Matthei, que ha logrado el 37,73 %

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Michelle Bachelet vuelve a la Moneda. La candidata presidencial de Nueva Moyoría se ha impuesto a la candidata de la derecha Evelyn Matthei en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Chile celebradas este sábado. El llegada de una coalición que abarca desde de los democristianos a los comunistas, pasando por los socialistas de Bachelet, supone la apertura de "una nueva etapa en el país", tal y como ha afirmado la propia candidata electa en su discurso tras conocerse los datos.

Bachelet, que ya fue presidenta de Chile entre 2006 y 2010 y encargada de ONU Mujeres, ha ganado con el 62,26 % de los votos a la exministra de trabajo y candidata de la gobernante Alianza, que ha logrado el 37,73. La abstención ha llegado históricamente al 59%, de forma que más de la mitad de los llamados a votar han preferido quedarse en casa este domingo y no optar por ninguna de las candidatas de esta segunda vuelta.

Evelyn Matthei, reconoció su derrota en la noche del domingo: "Estos resultados electorales son de mi exclusiva responsabilidad política". "Mi deseo más profundo y honesto es que le vaya muy bien. Nadie que ame realmente a Chile puede querer lo contrario", dijo tras conocer los resultados. También el hasta ahora presidente Sebastián Piñera ha reconocido la victoria de la socialista. "Quería felicitarla y admirarla por la campaña de nueve meses. Los chilenos se han expresado con claridad y le deseo el mayor de los éxitos", dijo Piñera a Bachelet a través de una llamada telefónica. "Usted puede tener la certeza que de parte nuestra va a tener una actitud patriótica, porque más allá de las diferencias, todos queremos lo mejor para Chile (...) Ojalá tengamos un gran gobierno a partir de marzo del próximo año", agregó.

Y la ganadora pronunciaba emocionada su discurso. "Abrimos una nueva etapa, y lo hacemos reconociendo la labor que a cada generación y a cada gobierno democrático le ha correspondido en el desarrollo de Chile", clamó ante un público enfervorecido. "Hemos hecho mucho, hemos construido un país del que podemos sentirnos orgullosos, con una economía sana, una democracia estable y una sociedad y una ciudadanía empoderada y consciente de sus derechos (...) "Hoy debemos plantearnos un desafío más alto. Debemos marcarnos un nuevo destino, y yo estoy al servicio de ese destino" clamó Bachelet durante el acto, que se ha celebrado en la Alameda, según ha informado el diario chileno 'El Mercurio'.

Bachelet: "Chile ha decidido que es el momento de iniciar transformaciones de fondo"

La presidenta electa ha expresado su agradecimiento a la población por respaldar su candidatura y su propuesta. "Gracias por hacerme parte de esta historia. Qué iluminada se ve nuestra patria, cuánta gente en la misma Alameda", ha apuntado. "Gracias por hacer que esta ciudadana como ustedes sea presidenta", ha añadido, para continuar afirmando que "Chile ha decidido que es el momento de iniciar transformaciones de fondo, con responsabilidad y con energía, con amplitud y voluntad de diálogo, con unidad y determinación"

Al haber sido una de sus banderas al frente de Nueva Moyoría, sin duda aupada por la potencia del movimiento estudiantil que se ha enfrentado al Gobierno de Piñera durante años y que ha puesto en cuestión el modelo de educación privada imperante en el país, Bachelet ha querido dejar claro desde su primer discurso como presidenta electa que hoy Chile necesita construir "un sistema educativo público, gratuito y de calidad". "Hoy ya nadie lo duda: el lucro no puede ser el motor de la educación, porque esta no es una mercancía y porque los sueños no son un bien de mercado. Es un derecho de todos y de todas", ha manifestado.

Asimismo, ha abogado por una nueva Constitución "nacida en democracia, que garantice que en el futuro la mayoría nunca más sea acallada por una minoría". "Están las condiciones sociales y políticas. Tenemos la fuerza ciudadana, las mayorías parlamentarias y en los consejos regionales, las condiciones políticas sociales, tenemos la voluntad y la unidad" para generar cambios en el país, ha apostillado. "Es tiempo de ponernos en marcha, de terminar con la desigualdad, de cumplir ese sueño de todos. Es tiempo de construir más y mejor democracia", ha argumentado, antes de comprometerse a practicar "la buena política".

Por otra parte, ha hecho referencia al nivel de abstención registrado en la segunda vuelta de las presidenciales, y ha expresado su comprensión de que "muchos tienen frustración y siente que el Estado no les protege". "Debemos hacer que esos chilenos y chilenas vuelvan a creer en la democracia y sus tareas, que crean en las instituciones", ha resaltado.

Bachelet ha recordado asimismo la figura de su padre, Alberto Bachelet, asesinado tras el golpe de Estado de 1973, del que ha destacado "su valentía y su fe en la patria". "Él no ha dejado de acompañarme ni un solo día de mi vida, porque su integridad, su ejemplo, su valentía, su fe en la Patria me han hecho cada día ser la persona que soy", ha dicho.

Su padre fue compañero en la Fuerza Aérea de Fernando Matthei, padre de la candidata de la derecha. Sin embargo, cuando llegó el golpe militar de Pinochet contra el gobierno socialista de Allende, que acabó con la democracia y miles de vidas en los meses posteriores, cada uno de ellos optó por un bando. Pese a haber sido estrechos amigos en tiempos pasados, Matthei era el responsable Academia de Guerra de la Aviación, el lugar donde permaneció detenido durante dos meses Bachelet y donde murió de un paro cardíaco debido a las torturas de sus hasta hacía poco compañeros de cuartel. Haber colaborado con el Gobierno de Allende era un crimen que no podían perdonar.

Y su hija  ha querido dar las gracias a su familia por su apoyo, y ha mostrado un especial agradecimiento a su madre, de quien ha dicho que "ha sido aliada y guía en la vocación social, en la disciplina y la responsabilidad". "Mamá, no sabes lo agradecida que me siento de tenerte como referente y de que la gente de mi patria te valora y te quiere tanto como yo", ha agregado.

Varios presidentes latinoamericanos, entre ellos los de Argentina, Venezuela, Perú y México, han felicitado este domingo a la presidenta electa. La primera en felicitarla ha sido la mandataria argentina, Cristina Fernández de Kirchner, que la ha telefoneado poco después del anuncio del organismo electoral. Poco después, el Gobierno venezolano se ha unido a las felicitaciones y, a través de un mensaje publicado por el Ministerio de Exteriores, ha sostenido que el resultado de los comicios "fortalece la unión de la región sudamericana, latinoamericana y caribeña para seguir en la construcción de la Patria Grande".

El propio Nicolás Maduro ha destacado la victoria de Bachelet y ha dicho que "América del Sur está de fiesta porque tiene a otra mujer como presidenta". "Tres mujeres en Sudamérica, las tres muy valientes, muy trabajadoras, y eso viene a fortalecer todas estas corrientes de renovación, de cambio social de América del Sur", ha dicho, en referencia a Fernández y la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

Por su parte, el presidente peruano, Ollanta Humala, ha enviado una misiva a Bachelet para expresar su voluntad de "trabajar de manera conjunta en las relaciones de respeto mutuo, amistad, integración y cooperación que existen entre ambos países dentro de una visión de futuro y renovada confianza que permita atender las altas y nobles expectativas que abrigan peruanos y chilenos".