Publicado: 14.10.2016 11:54 |Actualizado: 07.11.2016 14:28

Michelle Obama sobre Trump: "Es cruel y aterrador"

La Primera dama se mete en campaña al reaccionar de forma tajante y muy dura a los últimos escándalos sexuales protagonizados por el candidato republicano a la presidencia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Michelle Obama critica duramente a Donald Trump durante un acto en Manchester (New Hampshire). / EFE

Michelle Obama critica duramente a Donald Trump durante un acto en Manchester (New Hampshire). / EFE

Michelle Obama urgió hoy a todos los ciudadanos, con independencia de afiliaciones políticas, a decir "basta" ante el "intolerable" trato hacia las mujeres del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, porque "no es algo normal" ni se puede seguir ignorando.

La primera dama ofreció la hasta ahora más rotunda y dura respuesta de los demócratas al último escándalo protagonizado por Trump, que comenzó con la difusión de un vídeo de 2005 en el que el magnate alardea de besar y tocar las partes íntimas de las mujeres sin su consentimiento, y ha ido creciendo con denuncias de presuntas víctimas de abusos.




En un discurso de campaña muy personal desde Manchester (Nuevo Hampshire), Obama admitió que, desde que apareció la semana pasada ese vídeo, no puede dejar de pensar en ello, en que un hombre candidato a la Presidencia del país "se ha jactado de agredir sexualmente a mujeres. Me ha estremecido hasta el fondo del alma de un modo que no podría haber predicho", confesó sobre la grabación.

En ese vídeo se ve a "un hombre poderoso hablando libre y abiertamente de un comportamiento sexual depredador" y, "para empeorar las cosas, ahora parece muy claro que no es un incidente aislado", sino otro ejemplo de cómo Trump "ha tratado a las mujeres durante toda su vida", remarcó la primera dama.

"Los comentarios vergonzosos sobre nuestros cuerpos. La falta de respeto a nuestras ambiciones e intelecto. La creencia de que puede hacer lo que quiera con una mujer. Es cruel, aterrador. Y la verdad es que duele. Duele", continuó. Argumentar, como ha hecho Trump, que todo son meras "palabras" y una "charla de vestuario" es "un insulto" a todos los "hombres decentes", subrayó Obama.


"Puedo decir que los hombres en mi vida no hablan así sobre las mujeres y sé que mi familia no es una excepción", zanjó tajante. Además, anotó que los hombres fuertes y que son verdaderos modelos de conducta "no necesitan ningunear a las mujeres para sentirse poderosos".

Por ello, la primera dama quiso dejar claro que "esto no es normal" y lo que ocurre con Trump "no es la política de siempre", sino "una vergüenza" y algo "intolerable", sin importar si eres demócrata, republicano o independiente.

"Simplemente no podemos aguantar esto o exponer a nuestros hijos a esto por más tiempo (...) Ahora es el momento de que todos nos plantemos y digamos 'ya basta'", urgió.
"Si todo esto es doloroso para nosotras como mujeres adultas, ¿qué creen que está haciendo esto a nuestros hijos? (...) ¿Qué lecciones están aprendiendo acerca de su valor como profesionales, como seres humanos?", cuestionó Obama.

A continuación, enfatizó la importancia de acudir a las urnas el próximo 8 de noviembre para votar a la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, porque quedarse en casa equivale a "ayudar a elegir a su oponente".

El día de las elecciones "podemos mostrar a nuestros hijos que aquí en Estados Unidos rechazamos el odio y el miedo", que en tiempos difíciles "nos levantamos para encarnar los valores de igualdad, oportunidad y sacrificio que siempre han hecho a este país la mejor nación de la Tierra", concluyó la primera dama.

Michelle Obama ha ofrecido contados mítines de campaña desde septiembre, fundamentalmente en estados "bisagra" como Nuevo Hampshire que son cruciales para decantar las elecciones de noviembre del lado demócrata o republicano.

Hasta ahora la primera dama y Clinton no han ofrecido ningún mitin juntas. En la Convención Demócrata de julio en Filadelfia, Michelle Obama triunfó con un discurso optimista sobre cómo ha evolucionado y progresado el país, en claro contraste con la visión apocalíptica que normalmente ofrece Trump. "Gracias a Hillary Clinton, mis hijas, y todos nuestros hijos e hijas, ahora dan por sentado que una mujer puede ser presidenta de Estados Unidos", destacó entonces.