Público
Público

Miles de birmanos huyen de los combates con la guerrilla

Dos partidos autoritarios se disputan la victoria electoral para gobernar Birmania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Poco se han hecho esperar los primeros enfrentamientos entre guerrillas tribales y el ejército birmano, que comenzaron horas después del cierre de las urnas, en las primeras elecciones que ha vivido Birmania en los últimos 20 años. El sureste del país, poblado por la minoría karen, fue ayer el primer escenario de los combates entre el Ejército Budista para la Democracia Karen (DKBA, en sus siglas en inglés) y los soldados. Al menos siete personas murieron y unos 10.000 birmanos buscaron refugio en la vecina Tailandia.

'Ya el domingo por la noche hubo algunos disparos y nadie podía salir de sus casas. Empezaron a disparar en los colegios electorales, cuando la gente se negaba a votar. Luego tiraban contra cualquiera que vieran por la calle. Los primeros disparos fueron del Gobierno, luego el DKBA respondió', aseguró Banyat Thaw, uno de los refugiados procedente de la ciudad fronteriza de Myawaddy. A lo largo del día los enfrentamientos se recrudecieron y se extendieron hacia el sur.

Los principales flujos de migración se dieron ayer por la mañana, poco después de que ambos bandos comenzaran las ofensivas. 'Hacia las nueve, el SPDC [ejército birmano] ordenó a la gente que se marchara en menos de una hora si no querían resultar heridos', dice Moses, un disidente birmano de la minoría karen. Otros exiliados confirmaron que recibieron órdenes de marcharse, aunque muchos prepararon su huida al escuchar los disparos. 'La ciudad entera se marchó, están disparando y la situación va a ir a peor', contó uno de los efectivos de la policía fronteriza tailandesa.

Tailandia acoge ya a unos 150.000 refugiados birmanos que viven, principalmente, a lo largo de la frontera con Birmania, una de las dictaduras más represivas del mundo. A estos hay que sumarles una cifra similar de inmigrantes ilegales, muchos de los cuales viven también cerca de la frontera. El primer ministro de Tailandia aseguró que se dará ayuda humanitaria y se ha habilitado para ellos una base militar en Mae Sot donde han recibido comida y agua.

En Birmania coexisten una treintena de guerrillas. Más del 40% de la población pertenece a minorías étnicas. Aunque muchos de los grupos rebeldes firmaron treguas con el Gobierno, aún quedan algunas guerrillas que se niegan a someterse al régimen que la Junta Militar dirige desde 1962. Los más importantes son la Wa, con 30.000 soldados; el Ejército Independentista de Kachin y el Ejército Karen de Liberación Nacional, con 7.000 y 8.000 efectivos, respectivamente. El ejército birmano tiene medio millón de soldados.

El proceso electoral ha aumentado la tensión con las tribus, muchas de ellas disconformes con la falta de transparencia en los comicios del domingo. Las leyes electorales apartaron de la carrera electoral a muchos opositores, entre ellos varios representantes étnicos, además de colocar a los dos partidos vinculados a la Junta, el Partido para la Solidaridad y Desarrollo de la Unión (USPD, en sus siglas en inglés) y el Partido de Unidad Nacional (NUP), en una posición de ventaja al copar dos tercios de los candidatos presentados. Por otra parte, la nueva Constitución asegura el 25% de los escaños a militares elegidos por el Jefe de las Fuerzas Armadas, dificultando aún más la representación de los grupos étnicos.

Pocas horas después de cerrar las urnas, el Gobierno dio a conocer algunos resultados previos que daban una clara ventaja al USPD. Ayer no se publicaron nuevos datos, y algunos aseguran que pasarán varias semanas antes de que se conozcan los resultados definitivos.

Comienza ahora un periodo tenso de 90 días hasta que se constituya el nuevo Parlamento y tome posesión el Gobierno civil. Tres meses en los que las tensiones y la liberación de la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, prevista para el 13 de noviembre, sólo alimentarán los enfrentamientos étnicos en la mayor parte del país.

DISPLAY CONNECTORS, SL.