Público
Público

Miles de estudiantes se echan a la calle en Brasilia

Los manifestantes reclaman más fondos para la educación pública

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El hastío de miles de estudiantes brasileños se materializó el miércoles en una manifestación en Brasilia, que reclamó al Estado una mejora del sistema educativo.

Los estudiantes recogían así la histórica demanda de la Unión Nacional de Estudiantes (UNE) de dedicar el 10% del PIB a la educaciónactualmente se destina sólo un 4,3%, además de un 50% del fondo social que el Ejecutivo planea crear con los beneficios de las reservas de hidrocarburos halladas en el litoral sureste del país, en lazona conocida como Presal.

La marcha congregó a 2.500 estudiantes, según la Policía, o 20.000, según los organizadores. La concentración comenzó a las nueve de la mañana frente a la sede del Banco Central, un gesto destinado a protestar por los altos intereses bancarios (el mismo miércoles el banco central brasileño anunció por sorpresa una bajada de la tasa de interés de referencia, aunque esta, del 12%, sigue entre las más altas del mundo).

Tras la protesta frente al banco, los jóvenes marcharon hacia el Congreso

Tras la protesta frente al banco, los jóvenes marcharon hacia el Congreso, donde se tramita el nuevo Plan Nacional de Educación, que plantea llegar al 7% del PIB para la educación hasta 2020, un porcentaje que no cumple con las expectativas del 10% que reclaman los estudiantes.

La líder estudiantil chilena Camila Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, encabezó la marcha, aunque no se reunió con la presidenta Dilma Rousseff, quien sí recibió a un grupo de manifestantes.

Vallejo asistió luego a la sesión que se celebró en el Congreso brasileño en solidaridad con el movimiento estudiantil del país andino, donde la represión de las protestas provocó hace unos días la muerte de un joven de 16 años.

En Brasil existe enseñanza pública y gratuita en todos los niveles

Para subrayar su solidaridad con Chile, numerosos estudiantes ondearon banderas chilenas durante la marcha que recorrió la ciudad de Brasilia. 'Brasil es ya la séptima economía del mundo y pronto será la quinta, pero en materia de educación estamos en los últimos puestos del ranking', denunció Daniel Iliescu, líder de la UNE.

En Brasil, al contrario que en Chile, existe enseñanza pública y gratuita en todos los niveles. El problema es que la calidad de la educación pública primaria y secundaria es deficiente. Por ello, paradójicamente, son las clases acomodadas educadas en centros privados las que tienen la posibilidad de acceder a las universidades públicas, cuyo nivel es mejor que el de las privadas.