Público
Público

Miles de marroquíes se manifiestan contra las "falsas elecciones"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD) ha ganado las elecciones legislativas en Marruecos con 107 de los 395 escaños de la Cámara de Representantes, según los resultados definitivos han sido publicados por la Comisión Nacional del Censo.

El comunicado da al PJD 107 escaños, que equivalen al 27 % del total, lo que le obligará a buscar alianzas con alguno de los numerosos partidos que entran en la Cámara para asegurarse una mayoría absoluta de 198 escaños.

Además del ganador PJF, otros partido que han logrado una representación relevante son el nacionalista Istiqlal, con 60 escaños; la Reunión Nacional de Independientes (RNI), con 52; el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), con 47; la Unión Socialista, con 39; además de otros partidos con menor representación. 

Estas elecciones celebradas como 'medida aperturista' del régimen no han servido para calmar las protestas. Así, miles de personas se han manifestado este domingo en distintas ciudades marroquíes convocadas por el movimiento rebelde ‘20 de Febrero' como forma de rechazo a las elecciones legislativas celebradas el viernes pasado.

El movimiento popular, integrado por jóvenes del '20 de febrero', fuerzas de izquierda e islamistas, no se presentaron y decidieron boicotear las elecciones al entender que eran 'una farsa' para que el régimen se limpiara la cara.

En Rabat, unos mil manifestantes protestaron contra las 'elecciones falsas' en la primera marcha que se convoca tras conocerse el resultado de los comicios, en los que se alzó con la victoria el partido islamista Justicia y Desarrollo (PJD).

El movimiento rebelde alega que estas elecciones son 'falsas y prefabricadas'

La marcha, en la que han participado militantes del movimiento islamista Justicia y Caridad, ilegal pero tolerado, grandes rivales del PJD, junto con jóvenes del Movimiento 20 Febrero y algunos familiares de los presos salafistas, se desarrolló de forma pacífica y con discreta presencia policial.

Otras marchas se desarrollaron en al menos 60 ciudades marroquíes, según aseguró Hasán Benajeh, portavoz del movimiento Justicia y Caridad.

De ellas, destacaron las de Tánger, uno de los feudos de los disidentes, y la de Casablanca, ciudades ambas donde los organizadores aseguraron haber concentrado a decenas de miles de personas, aunque ninguna otra fuente independiente pudo corroborar estas cifras.

'Ni justicia ni desarrollo' coreaban los manifestantes de Tánger, en alusión al lema del partido ganador en los comicios del viernes, que también fue el más votado en esa ciudad, muy por delante de los demás, en medio de una gran presencia policial.

Los lemas abundaron sobre 'las elecciones falsas y prefabricadas desde el Majzen', el entramado político en torno al Palacio, tanto en Tánger como en Casablanca, donde también acudieron gran cantidad de agentes de la Policía.