Publicado: 20.10.2015 20:11 |Actualizado: 20.10.2015 20:11

Miles de refugiados escapan de un campo esloveno para llegar a Austria

Rompieron el cordón policial en la localidad de Sentilj, donde fueron escoltados por policías horas antes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un policía montado lidera un grupo de refugiados cerca Dobova, Eslovenia.- REUTERS / Srdjan Zivulovic

Un policía montado lidera un grupo de refugiados cerca Dobova, Eslovenia.- REUTERS / Srdjan Zivulovic

ZAGREB.- Alrededor de 2.000 inmigrantes y refugiados de Oriente Medio han escapado de un centro de acogida en Sentilj, una localidad eslovena cercana a la frontera con Austria, país al que ya han llegado.

"Alrededor de 2.000 personas se marcharon por la fuerza y arbitrariamente a Austria. Rompieron la valla, todo lo que tenían delante, no cuidaron de nada, ni de sus propias mujeres", declaró a la agencia de noticias eslovena STA una representante del Ministerio de Defensa.



La multitud cruzó la frontera, donde ha sido recibida por las autoridades austríacas, que los han alojado en tiendas de campaña, informa STA.

Un oficial de la policía eslovena levanta a un niño después de que una multitud de refugiados rompiera el cordón policial para escapar del campo de refugiados y llegas hasta Austria.- REUTERS / Leonhard Foeger

Un oficial de la policía eslovena levanta a un niño después de que una multitud de refugiados rompiera el cordón policial para escapar del campo de refugiados y llegas hasta Austria.- REUTERS / Leonhard Foeger

Según esta agencia pública, la policía se ha visto obligada a utilizar gas pimienta en este y en otros incidentes, pero hasta ahora no se han registrado heridos.

En Brezice, cerca de la frontera con Croacia, la policía empleó gas pimienta para detener a una masa de 3.000 refugiados que pretendía salir del centro y proseguir camino hacia la frontera austríaca.

En Sredisce ob Dravi la policía empleó también material antidisturbios para impedir la entrada a la fuerza desde Croacia de refugiados que estaban desesperados por la larga espera ante la frontera eslovena.

Eslovenia ha desplegado hoy al Ejército para reforzar el control de sus fronteras y ha solicitado ayuda de la Unión Europea después de que el pequeño país balcánico se haya visto desbordado por la llegada de casi 20.000 refugiados en los últimos cuatro días.

El cierre de la frontera de Croacia con Hungría ha desviado la ruta migratoria de los Balcanes hacia Eslovenia, un pequeño país de unos dos millones de habitantes.