Público
Público

Miles de sirios esperan en tierra de nadie para cruzar a Turquía

La mayoría de las personas que huyen del régimen de Al Asad proceden de Yisr al Shugur, la ciudad sitiada por el Ejército

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de sirios esperan en tierra de nadie a poder cruzar a territorio turco para escapar de la represión del régimen de Bachar al Asad.  Sólo están a unos centenares de metros de pasar la frontera, pero no terminan de decidirse. El mayor temor son las posibles represalias tras dar sus datos personales en los campos de refugiados.

'Si vamos a los campos, nos registrarán. Tenemos que dar nuestros nombres y nos fotografían. Tenemos miedo de ser castigados si luego retornamos a nuestros pueblos en Siria cuando las cosas se calmen', se queja un joven.

A día de hoy, más de 8.500 se han convertido ya en refugiados solo en Turquía, mientras el número sigue creciendo. Habitan en tiendas de campaña a lo largo de los cuatro campamentos montados por el Gobierno turco y gestionados por la Media Luna Roja en la provincia de Hatay. Reciben tres comidas calientes al día y los medicamentos necesarios, pero los que esperan en tierra de nadie en el lado sirio de la frontera están sumidos en el desamparo. La ONU cifra en más de 10.000 las personas que en los últimos días han abandonado Siria.

'Tenemos miedo de ser castigados si luego retornamos a nuestros pueblos en Siria'

Como las autoridades turcas han restringido el acceso de los periodistas a sus campos de refugiados, los únicos que pueden ser entrevistados son los que todavía no han cruzado la frontera y se acercan a Turquía a por víveres. 'Hemos pasado toda la noche bajo la lluvia. Somos cientos de personas. Las autoridades turcas vienen y montan a unos cuantos en un microbús. Cuando los llevan a los campos de refugiados, vuelven y recogen a otro grupo', relata otro refugiado sirio.

Ahora, al otro lado de la frontera, tras el alambre de espino, aguardan los sirios con los que los ciudadanos turcos comerciaban anteriormente y que escapan de la represión en Yisr al Shugur. 'Los soldados nos atacaban cada vez que nos acercábamos al centro para comprar productos básicos. No hay gasolina, ni electricidad ni agua ni teléfono. Han traído a gente de fuera para que se manifiesten a favor de Bashar El Asad', narra un bombero.

'Los soldados nos atacaban cada vez que nos acercábamos al centro'

El bombero aclara que los sirios que han cruzado a Turquía o aguardan al otro lado son aquellos que escaparon de la tristemente famosa localidad siria hace 10 días, pues ahora es imposible salir de allí porque el Ejército la mantiene cercada. 'Desde hace tres meses estamos resistiendo y tomando las calles a favor de la libertad. Por eso nos matan', añade.

Por otro lado, la Comisión Europea ha ofrecido su ayuda a las autoridades turcas para atender a los refugiados sirios y estudia enviar esta semana a un experto en ayuda humanitaria del Ejecutivo comunitario para analizar las necesidades sobre el terreno. 'Por el momento no esperamos que se necesite ayuda de la UE, pero estamos preparados para proporcionarla si es necesario', ha explicado en rueda de prensa el portavoz de Ayuda Humanitaria de la Comisión, Rafael Brigandi.