Publicado: 08.05.2015 07:14 |Actualizado: 08.05.2015 14:08

El líder laborista, Ed Miliband, dimite tras el fracaso electoral

Ed Miliband, admitiendo la derrota, ha reconocido el "decepcionante resultado" y ha pedido disculpas por los datos conseguidos por su partido, "desbordado" por el SNP (Partido Nacional Escocés).

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El líder del PArtido Laborista británico, Ed Miliband. - REUTERS

El líder del PArtido Laborista británico, Ed Miliband. - REUTERS

LONDRES.- El líder laborista, Ed Miliband, ha anunciado este viernes su dimisión al frente del partido tras el mal resultado obtenido en las elecciones generales celebradas este jueves en Reino Unido.

 "Reino Unido necesita un Partido Laborista fuerte", ha defendido Miliband, proponiendo que Harriet Hartman tome las riendas del partido hasta que se designe a su sucesor.

Pese a que los sondeos vaticinaban un resultado ajustado, finalmente los conservadores han conseguido permanecer en el poder e incluso han ganado con mayoría absoluta sin necesidad de coalición.



Al dar a conocer su dimisión, Miliband dijo que asumía "la total y absoluta responsabilidad" por la derrota y que había llamado esta mañana al primer ministro británico, el conservador David Cameron, para felicitarle por el triunfo electoral.

Los laboristas obtuvieron 229 escaños en la Cámara de los Comunes del Parlamento británico, muy por debajo de la cifra que anticipaban los sondeos sobre intención de voto, en torno a los 280 asientos.

En su primera intervención tras confirmar su escaño por la circunscripción de Doncaster North, Miliband ha admitido que su partido, apeado del poder en 2010 tras 13 años de gestión, no ha obtenido "las ganancias esperadas en Inglaterra y Gales", si bien el golpe mayor ha sido en Escocia, hasta ahora bastión laborista y donde el Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés) podría llevarse la mayoría de los 59 asientos en juego.

El político opositor también lamentó que muchos de sus compañeros de filas perdieran sus escaños, entre ellos el portavoz de Economía, Ed Balls, y el líder laborista en Escocia, Jim Murphy.

"El Reino Unido necesita un Partido Laborista fuerte. El Reino Unido necesita un Partido Laborista que pueda ser reconstruido después de este debate (interno) para que podamos tener un Gobierno que defienda otra vez a la clase trabajadora", añadió Miliband, en referencia a su deseo de que la formación pueda volver al poder.

Al comunicar oficialmente su dimisión, dijo asimismo que ha llegado el momento para que "otra persona asuma el liderazgo". De hecho, el aspirante laborista ha querido advertir "al próximo gobierno" de la "difícil tarea" que afronta para "mantener al país unido". 

El político laborista resaltó asimismo que su partido necesita dar paso a un debate interno "abierto y honrado" sobre el camino que debe emprender esta formación surgida en el siglo XX.

Tras retener su escaño por la circunscripción de Doncaster, en el norte de Inglaterra, Miliband admitió esta mañana que su formación ha tenido una noche electoral "decepcionante" y "difícil".

También expresó su decepción por la pérdida de escaños en Escocia, donde han avanzado de manera arrolladora los candidatos del Partido Nacionalista Escocés (SNP) de Nicola Sturgeon, que sacaron 56 de los 59 escaños que tiene Escocia en los Comunes.

El político laborista admitió que su partido tiene una gran responsabilidad por delante y agradeció a los miembros de su formación el "extraordinario" trabajo realizado en la campaña electoral.