Publicado:  05.11.2013 11:59 | Actualizado:  05.11.2013 11:59

La milicia M23 se rinde tras 20 meses de combates en El Congo

Según su líder,  seguirán persiguiendo sus objetivos por "medios puramente políticos". Las tropas de la ONU han apoyado al Ejército de El Congo en su lucha contra los rebeldes, que ha causado cientos de mu

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los rebeldes del Movimiento 23 de Marzo (M23) anunciaron hoy el fin de la lucha armada, después de más de un año y medio de combates contra el Ejército de la República Democrática del Congo (RDC) y las fuerzas de la ONU, que han dejado cientos de muertos en el país africano.

En un comunicado titulado "Anuncio del fin de la rebelión", el presidente del grupo formado por antiguos soldados congoleños, Bertrand Bisimwa, señala que, a partir de ahora, el grupo intentará alcanzar sus objetivos por medios políticos.

"La dirección del Movimiento del 23 de Marzo anuncia a la opinión (pública) nacional e internacional que ha decidido poner fin a su rebelión y perseguir, por medios puramente políticos, la búsqueda de soluciones a las profundas causas que provocaron su creación", afirma Bisimwa, líder político de los rebeldes, en la nota.

Por sí misma, la rendición de los rebeldes del M23 es importante, pero teniendo en cuenta el efecto que su derrota puede provocar en otros grupos armados que operan en la zona, el fin de la violencia del M23 es un avance importante hacia la paz, en una región conflictiva y pobre, a pesar de su riqueza en recursos naturales.

Tras el anuncio, los milicianos del M23 iniciarán un "proceso de desarme, desmovilización y reinserción social en la modalidad convenida con el Gobierno de la República Democrática del Congo", se añade en el comunicado, efectuado después de que las Fuerzas Armadas de la RDC tomaran los últimos feudos en poder del M23 en la conflictiva provincia de Kivu del Norte (este) y tras el ultimátum del Gobierno del Congo.

El M23 anuncia que perseguirá "la búsqueda de soluciones" por medios "puramente políticos".

El Ejército se hizo con el control de las colinas de Runyonyi, Thanzu y Mbuzi, donde se atrincheraban los milicianos del M23, durante los enfrentamientos que han tenido lugar en las últimas 24 horas, confirmó el portavoz del Gobierno congolés, Lambert Mende.

"Esas tres colinas, que eran sus últimas trincheras en la frontera de nuestro país con Uganda y Ruanda y adonde los rebeldes habían huido, están completamente controladas por nuestras tropas", afirmó Mende por teléfono.

En esas operaciones, ocurridas en una zona a unos 75 kilómetros de Goma, capital de Kivu del Norte, los soldados destruyeron dos grandes depósitos de armas de los que se abastecían los insurgentes, según el portavoz del Ejército, general Jean Richard Kassonga.

El Gobierno congoleño había exigido ayer al M23 que anunciase "oficialmente" el cese de las hostilidades y abandonase las zonas que aún mantenía bajo su control, ya que, de lo contrario, el Ejército continuaría su ofensiva.

Bisimwa ya ordenó el pasado domingo a sus fuerzas que dejaran de combatir e instó a retomar las conversaciones de paz de Kampala, suspendidas desde hace dos semanas, si bien el fin de la lucha armada no se hizo oficial hasta hoy.

El pasado 25 de octubre, tres días después de la suspensión de las negociaciones de paz de Kampala, el Ejército congoleño -apoyado por las fuerzas de la ONU desplegadas en el país- lanzó una acción militar a gran escala en Kivu del Norte para desalojar a los rebeldes de sus principales bastiones.

El M23 está formado por soldados congoleños amotinados, algunos de ellos miembros del antiguo grupo rebelde Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo.

La RDC está inmersa aún en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003), en la que se vieron implicados varios países africanos, y acoge en su territorio a una importante misión de la ONU.

PUBLICIDAD

Comentarios